También en El Rincón del Protestón,un Blog de DEIA: http://blogs.deia.com/rincondelproteston/
Ongi Etorri - Bienvenue - Bienvenido - Welcome - Benvingut - Benvido -Benveniu - Benvenuto - Willkommen - Boa Vinda - Yookoso - Karibu - الصحة - Bine ai Venit - Bem Vindo - Välkommen - Velkommen - Irashai - Добро - пожаловать - Welkom - Välkommen - רוך הבא/ ברוכה הבאה/ ברוכים הבאים - Καλώς ήρθες - Vítejte - Dobrodošli - Fáilte, Tá fáilte romhat - स्वागत - خوش آمدی! / خوش آمدید! - Deuit mad deoc'h - Wolkom - Ласкаво просимо - ยินดีต้อนรับ - Kaj Bonvenon Ankaŭ - Fiţi bineveniţi - Witaj - Tervetuloa.

jueves, 23 de octubre de 2014

¿Protestará esta vez Urrutia?

porto policiaAyer regresé de Porto. No conseguimos puntuar pero, en lo referente a la afición rojiblanca es justo afirmar que ganamos por goleada y fui testigo presencial de ello. Por no considerarme un gran entendido, no suelo hablar en este espacio de fútbol propiamente dicho pero sí de lo que rodea a ese deporte y, de forma especial, en el entorno del Athletic Club.

Jamás (bueno, salvo en Lisboa) he podido presenciar semejante despropósito organizativo. De hecho, no llego a comprender como la estricta UEFA (con quién quiere y con quién no protesta) puede consentir una suerte de consecutivos fallos ya no sólo organizativos sino de seguridad.

Lo cierto es que tengo la sensación de que se vendieron más entradas que localidades (también me consta que existían falsificadas). La prueba está en ver a aficionados sentados en las escaleras del graderío. No conozco a nadie que entrara por la puerta que marcaba su entrada, se sentara en su fila y en su asiento.

Los tornos no reconocían las entradas y se daba acceso general a la misma zona a quienes entraban por la puerta 21, por la 8 o por la 13. Era igual.... Encima se justificaban por que parte del Estadio de Porto estaba en obras. O sea, ¿Permite la UEFA disputar un partido en un Estadio en obras? ¿Vale en ese Estadio lo que nos dijeron que no se permitiría en San Mamés?

Cabe destacar que unos 150 aficionados no pudieron acceder al Estadio hasta unos 20 minutos después de dar comienzo el partido. Lógicamente se pusieron nerviosos al ver como, disponiendo de entrada, se les impedía el acceso al recinto deportivo. Obtuvieron una respuesta desmedida por un desproporcionado contingente policial portugués. Tan desproporcionado el contingente como la actuación de esos uniformados... unos porrazos y gas pimienta. Los tres ertzainas desplazados nada o poco podían hacer salvo mediar para que al final (alguno magullado) consiguieran acceder a las instalaciones. El delegado de seguridad del Club (adscrito a la empresa de seguridad privada participada por Jaime Mayor Oreja, Prosegur) miraba a las estrellas del firmamento. Ningún responsable del Club por los alrededores. Se está mejor dándole al canapé en el antepalco presidencial.

Ante todo ello, y muchas más "cositas" uno se pregunta si Urrutia volverá a ejercer de "mudito" o, como máximo rector del Athletic Club emprenderá las acciones pertinentes ante la propia UEFA.

Por si, de nuevo, no sabe por dónde le pega el viento, le sugiero 10 aspectos para que empiece (desde ya) a ponerlas en práctica:

1.- Denunciar ante la UEFA la "organización" del evento por ser manifiestamente caótica.

2.- Denunciar ante la UEFA la sobreventa de entradas aportando como prueba la inutilización de los tornos dónde los porteros, seguramente metidos en el ajo, daban el pase verde con su propia tarjeta. Existe un control numérico informatizado mediante la banda magnética (inexistente) o código de barras. Solicitar el listado numeral al Oporto para aportarlo como documental.

3.- Solicitar por medio del Ministerio de Interior español Atestado de la Policía portuguesa con todos los partes de incidencias. La mera presencia de espectadores en escaleras y vomitorias, además de estar terminante prohibida por la entidad organizadora (UEFA), supone un riesgo de seguridad que jamás sería asumida por entidades aseguradoras. Denunciar tal extremo como una grave falta en lo referente a la debida seguridad no estaría de más. No pasa nada porque no toca... hasta que toque. Son cosas previsibles y sabido es que la previsión es un 99,5% de la seguridad. Al 0,5% restante se le llama accidente imprevisto.

4.- Averiguar dónde estaban los responsables del Athletic Club y la forma en la que "asistieron" a los aficionados desplazados provistos de entradas "oficiales" para poder valorarlo y ofrecer una explicación a los mismos.

5.- Solicitar al Oporto una explicación del por qué de la ausencia de la bandera del Athletic Club en el estadio (era notorio el hueco). O no la pusieron o no se llevó. Si no se llevó, ofrecer una explicación. Si no la pusieron, hacer exactamente los mismo en el partido de vuelta.

6.- Solicitar al Oporto una explicación acerca del por qué no funcionó la megafonía en la alineación del Athletic Club (siendo sustituida por música de un grupo de rock). Si fue un error, ofrecer una explicación. De no ser así, hacer exactamente lo mismo.

7.- UEFA obliga a mamparar o vallar la zona destinada a la afición rival. Una malla o red dificulta la visión del encuentro. ¿Pondrán una malla del mismo grosor en San Mamés en el partido de vuelta? Lo dudo, aunque sería lo justo.

8.- Se quejaron ostensiblemente desde la Directiva de Urrutia sobre la "pesadez" (yo le llamaría tenacidad) de los delegados del Schalke 04 desplazados a Bilbao cuatro días antes del partido de Copa UEFA disputado en San Mamés interesándose por todos los aspectos organizativos y de seguridad. ¿Ha hecho lo propio el Athletic Club en Oporto? De haberlo hecho, ¿A qué se puede atribuir tal fiasco organizativo? ¿Todo tenía un OK hasta el mismo día del partido? También lo dudo.

9.- Marca la reglamentación y protocolo de seguridad al uso la permanencia de la afición contraria durante el espacio de 30 minutos en el interior del recinto. Lógicamente me refiero a la zona habilitada para ello, marcada con una entrada y, en éste caso, con una salida. Para entendernos, en San Mamés es la puerta 20. Dicha salida tiene asignado un cupo o aforo.

En Oporto, al existir la consigna del "entre y siéntese dónde tenga un asiento (o peldaño)" juntaron a propósito la zona de la afición visitante con parte de la zona neutra. Resumiendo, por la vía por donde deberían salir 2.200 personas tuvimos que salir 3.500. Lógicamente, 1.300 personas de más acarrea una falta física de espacio por lo que la Policía portuguesa hacía remesas de grupos. Todo esto atenta contra la seguridad de todos los aficionados presentes en el Estadio. Creo lógicas la asunción de responsabilidades y la denuncia ante la UEFA. Es motivo de falta muy grave por parte del Club receptor.

10.- Si el Athletic Club no toma las medidas correspondientes, bien en forma de solicitud de explicaciones, bien en forma de denuncia, se hace corresponsable por omisión de las situaciones descritas. No valen esos eternos silencios de la Presidencia. La afición reclama explicaciones y acciones contundentes.

El Athletic Club no puede tolerar que se maltrate a sus seguidores. Eso de la condena y lo de la protesta no vale en este tipo de situaciones. El camino es el de la denuncia nítida dónde proceda. En éste caso, ante el organizador del evento, la UEFA. Si es posible, Josu Urrutia, que dichas acciones se lleven a cabo esta misma semana.