También en El Rincón del Protestón,un Blog de DEIA: http://blogs.deia.com/rincondelproteston/
Ongi Etorri - Bienvenue - Bienvenido - Welcome - Benvingut - Benvido -Benveniu - Benvenuto - Willkommen - Boa Vinda - Yookoso - Karibu - الصحة - Bine ai Venit - Bem Vindo - Välkommen - Velkommen - Irashai - Добро - пожаловать - Welkom - Välkommen - רוך הבא/ ברוכה הבאה/ ברוכים הבאים - Καλώς ήρθες - Vítejte - Dobrodošli - Fáilte, Tá fáilte romhat - स्वागत - خوش آمدی! / خوش آمدید! - Deuit mad deoc'h - Wolkom - Ласкаво просимо - ยินดีต้อนรับ - Kaj Bonvenon Ankaŭ - Fiţi bineveniţi - Witaj - Tervetuloa.

jueves, 16 de octubre de 2014

España enviará a 1.300 efectivos policiales a Catalunya para retirar cualquier tipo de urna.

grs guardia civilCuatro Grupos de Reserva y Seguridad llegarán en vísperas del 9-N. Orden de impedir cualquier tipo de votación y alteraciones del orden público.

El "referéndum independentista" (en cualquiera de sus variantes) ha sido suspendido por el Tribunal Constitucional, pero Artur Mas se resiste a abandonar su desafío soberanista.

Después de crear una “junta electoral” con Delegaciones Territoriales, desde la Generalitat no se descarta una consulta impulsada por la Asamblea Nacional Catalana y Òmnium. Parece ser que se opta, provisionalmente, por el modelo "Arenys". No dejaría de ser una especie de macroencuesta pero, de todos modos, para evitarlo, Interior prepara el envío de 800 guardias civiles.

Al parecer, existe la previsión, por parte del Cuerpo y del ministerio del Interior español, de enviar a Cataluña a cuatro Grupos de Reserva y Seguridad en las vísperas del 9-N. Esta orden se daría "siempre que existiera riesgo de que se celebrase una consulta ilegal".

Aunque aún no están fijados los GRS que viajarían a Catalunya, desde eso que se hace llamar Benemérita, se da como segura la presencia del Grupo de Madrid y el Grupo de Zaragoza. Así, y sumando otros dos GRS procedentes de Pontevedra, León, Valencia, Sevilla o Santa Cruz de Tenerife, llegarían a Catalunya un total de 800 agentes aproximadamente, unos doscientos por Grupo.

Retirarán urnas en localidades locales.

En el Gobierno existe cierto temor a que, a pesar de la prohibición del referéndum, muchas corporaciones locales -integrantes de la Asociación de Municipios por la Independencia- saquen las urnas a las calles de las poblaciones rurales; como, tras la Declaración Institucional del mpresidente mas parece que va a ocurrir.

Por ese motivo, la orden que se transmitirá a los agentes de los GRS enviados a Catalunya es que retiren, en esas localidades, todas las urnas que se encuentren a su paso, ya que estarían “celebrando una consulta ilegal”. Con lo que no contaban ni Rajoy ni Fernández Díaz es que los locales son propiedad de la Generalitat, locales donde habrán urnas y papeletas y dónde no puede entrar la Guardia Civil (salvo por la fuerza).

No obstante, "los primeros que deben impedir esa consulta son, o bien los Mossos o bien los policías locales”. De no actuar, “la competencia es de la Guardia Civil, que actuará en consecuencia”. Así suena el "rebote desde Monclóa" por haber anunciado una "noticia excelente" que en cuestión de tres horas, se convirtió en "no-excelente".

Además, los 800 agentes destinados a Cataluña tendrán también la responsabilidad de evitar alteraciones del orden público, provocadas por movilizaciones violentas (imagino que no provenientes de esos grupos de fascistas que queman senyeras delante de la policía con total inmunidad... los mismos que asaltan librerías con sprays de gas pimienta).

La Policía Nacional también está movilizada.

Además de los cuatro Grupos de Reserva y Seguridad que viajarán a Catalunya en vísperas del 9-N, el ministerio del Interior también tiene planeado el envío de diez grupos de antidisturbios de la Policía Nacional los días previos a la fecha de la consulta.

Ese operativo especial de la Policía tendrá como labor esencial la custodia de edificios públicos y de las personalidades políticas, que pueden convertirse en el blanco de las iras de los independentistas radicales. En total, serían 500 agentes de las Unidades de Intervención Policial los encargados de velar por la seguridad en las calles.

En resumen, "democracia a la madrileña". Si no me gusta te mando a uniformados. "Marca España" en estado puro. ¿Tanto miedo les da una urna?