También en El Rincón del Protestón,un Blog de DEIA: http://blogs.deia.com/rincondelproteston/
Ongi Etorri - Bienvenue - Bienvenido - Welcome - Benvingut - Benvido -Benveniu - Benvenuto - Willkommen - Boa Vinda - Yookoso - Karibu - الصحة - Bine ai Venit - Bem Vindo - Välkommen - Velkommen - Irashai - Добро - пожаловать - Welkom - Välkommen - רוך הבא/ ברוכה הבאה/ ברוכים הבאים - Καλώς ήρθες - Vítejte - Dobrodošli - Fáilte, Tá fáilte romhat - स्वागत - خوش آمدی! / خوش آمدید! - Deuit mad deoc'h - Wolkom - Ласкаво просимо - ยินดีต้อนรับ - Kaj Bonvenon Ankaŭ - Fiţi bineveniţi - Witaj - Tervetuloa.

viernes, 5 de septiembre de 2014

¿Jugamos a los tres errores? La "renovación" acaba en el estandarte,

Estandarte del heredero de Franco, Juan Carlos I.

Estandarte del segundo heredero de Franco, Felipe VI.

Bueno, les propongo jugar a "los Tres Errores" y de paso a buscar una similitud. Veamos las diferencias entre los banderines de chichinabo que muestran los dos herederos de Franco. En el primero figuraban (lógicamente) el yugo y las flechas. Los monárquicos siempre lo asociarán a los reyes católicos pero es evidente la presencia de una simbología falangista. También observamos la Cruz de san Andrés como presencia de la simbología carlista, heredada del dictador genocida Franco y, si se quiere, nada más contraria a la estirpe de los Borbones. 

Obvia recordar el por qué de dos, digamos,  Guerras Civiles llamadas Carlistadas. Obvia decir que eran guerras entre dos familias que se disputaban el trono de España sin pasar por el Pueblo pero provocando que ese Pueblo se matara entre sí. 

Tampoco debemos recordar que en todas la Instituciones y Administraciones, durante la dictadura franquista,  había tres mástiles dónde, el central, ondeaba la bandera española con el buitre como escudo y flanqueada en el mástil derecho por la rojinegra falangista y, en el mástil izquierdo, la blanca aspada carlista. Así lo impuso Franco y así accedió su pupilo Juan Carlos a insertarlos en su estandarte real.

Ahora nos llega impuesto "El preparado". Quiere renovación y empieza por su estandarte Creo que ahí va a acabar la cosa, en un simple cambio estético. Fulmina de su nuevo estandarte la carlista Cruz de San Andrés (no vaya a ser que tenga un encontronazo con el hijo de uno que "accidentalmente" se degolló esquiando en tierras norteamericanas) y elimina el yugo y las flechas falangistas. ¿Pero no eran de  los Reyes Católicos como el águila de San Juan? Pues, al parecer, no. Y, si no, ¿por que quitarlas? Por detallitos como estos, me temo que se da por finalizada esa renovación. Por mucho que haya encargado un código de buena conducta o prohíba a sus familia trabajar para empresas privadas. Bueno... dando lo de "trabajar" como lo de "pulpo, animal de compañía" ya que, en el fondo, no viene a significar otra cosa mas que la de reconocer que su regia familia obtenía ingresos por parte de terceros al margen de la asignación de la casa real.  

La película ésta llega a hasta tal punto que los mismísimos Mortadelo y Filemón (el CNI) tienen datos de que plataformas de izquierda están investigando los ‘negocios’ de Juan Carlos. Según esa especie de la "T.I.A", serían organizaciones próximas al republicanismo y su propósito sería  detectar el cobro de comisiones por determinados contratos internacionales. Al margen de que quién escribe ésta líneas ya denunció por lo propio al ex-monarca, denuncia de la que ya tiene conocimiento de que un Juzgado de Instrucción de Bilbao se ha lavado las manos y la ha remitido al Tribunal Supremo. En fin, son órdenes. Por tener constancia, éste denunciante si la tiene referente a esporádicos seguimientos y rastreos en Redes Sociales (no sé si por Mortadelo o por Filemón) o por quién o quiénes se dediquen a ello en el Centro Nacional de ¿Inteligencia? No está de más recordar que las funciones del CNI abarcan un amplio número de campos, en principio relacionados con la seguridad nacional y con la defensa de los intereses de España. Sus trabajos incluyen velar por las altas Instituciones del país, entre ellos las amenazas que puedan existir contra la Corona. Como suena. Filtran hasta los "secretos". ¡Vaya banda, eh!

En definitiva, que Felipe quiera quitar el yugo y las flechas o la cruz aspada carlista no es renovar sino camuflar, y ello, al desprenderse de una iconografía sin la cual el jamás hubiese sido jefe no electo del Estado. A eso no se le llama "renovar". A eso se le lama puro maquillaje publicitario para hacer ver (a quién lo quiera ver) que no reconoce esa herencia, según la cual, a este señor se le ha de llamar "su majestad". También se le puede llamar hipocresía, mentira, chapa y pintura, engañabobos, o, directamente, traición a los Principios Generales juró su padre. Evidentemente, si su progenitor no lo llega a hacer, él no estaría posando su real culo en un trono que el Pueblo no le ha donado ni nada por el estilo.

Pero el márketing  promocional va más allá. Quita de su estandarte el fondo azul (algo, tradicionalmente muy "borbónico") y lo cambia por el rojo. Quizás se deba a hacernos saber que es un chico del siglo XXI sin sangre azul, y con sangre roja, como la de tod@s. Quizás un guiño a su cortesano marqués Del Bosque y su denigrada "La Roja" o quizás un guiño a la otra pata de la "Gran Coalición" que le valga para mantenerse donde está sin pasar por delante de urna.

Me he permitido tunear el logotipo del Partido político que va a intentar permitir que este señorito sea jefe del Estado sin pasar por una elección, referendo o plebiscito. Ahora verán que, tras los "tres errores", había una coincidencia: El por qué del fondo rojo...