También en El Rincón del Protestón,un Blog de DEIA: http://blogs.deia.com/rincondelproteston/
Ongi Etorri - Bienvenue - Bienvenido - Welcome - Benvingut - Benvido -Benveniu - Benvenuto - Willkommen - Boa Vinda - Yookoso - Karibu - الصحة - Bine ai Venit - Bem Vindo - Välkommen - Velkommen - Irashai - Добро - пожаловать - Welkom - Välkommen - רוך הבא/ ברוכה הבאה/ ברוכים הבאים - Καλώς ήρθες - Vítejte - Dobrodošli - Fáilte, Tá fáilte romhat - स्वागत - خوش آمدی! / خوش آمدید! - Deuit mad deoc'h - Wolkom - Ласкаво просимо - ยินดีต้อนรับ - Kaj Bonvenon Ankaŭ - Fiţi bineveniţi - Witaj - Tervetuloa.

jueves, 8 de agosto de 2013

¿Gibraltar español? Va a ser que no.

Tal y como relata Josep C. Vergés, hace 300 años, el 4 de agosto de 1704, un batallón de 350 catalanes, dentro de la expedición de 3.000 hombres liderados por el elector de Hesse, el príncipe Jordi de Darmstadt, y un grupo angloholandés conquistaban Gibraltar. Los catalanes se quedaron para constituir la primera fuerza de orden en la plaza. Los artículos de rendición permitían quedarse a todos los que jurasen fidelidad al archiduque Carlos III, excepto los franceses hechos prisioneros con todas sus propiedades confiscadas. Una crónica contemporánea de Ioh Stridbek de Augsburgo resalta que "los aliados austro-españoles conquistaron fácilmente Gibraltar al bando franco-borbónico." 150 habitantes se quedaron mientras los partidarios de los borbones se marchaban a San Roque al no querer apoyar los confederados austriacos.

50 años después el censo de Gibraltar todavía habla de catalanes y menorquines que venían libremente al ser también colonia inglesa, cedida igualmente por borbones. La magnífica bahía de los catalanes en la costa este de la Roca recuerda donde desembarcaron los catalanes. En 1709 Barcelona creaba la Compañía Nueva de Gibraltar para comerciar con América después de que el borbón Felipe IV (V de Castilla) bloqueara Cádiz al comercio catalán.

Gibraltar fue una posesión castellana, nunca española, durante 266 años. El peñón de Gibraltar de un castillo y clave fue bordado por Isabel de Castilla, mujer de Ferran, conde de Barcelona y en el anverso llevaba las armas de Castilla y León. Como explica Vergés, de tenerlos, los moros son quienes tienen más derechos históricos, pues poseyeron la roca 727 años. Fue la España de Nueva Planta regida despóticamente por Castilla quien cedía a perpetuidad Gibraltar a Inglaterra, como antes el creador de la nefasta política centralista, el Conde Duque de Olivares, acababa entregando el Rosellón a Francia.

Curiosa histeria españolista sobre Gibraltar y nunca ni una palabra sobre el Rosellón. Curioso también el papanatismo madrileño, fielmente reflejado en la prensa colonial de Barcelona, ​​silenciando la contribución catalana en la conquista y colonización de Gibraltar.

Un año después, en 1705, Cataluña firmaba un tratado en Génova con Inglaterra a cambio de garantizar las libertades catalanas, lo que también había hecho Felipe IV jurando las constituciones catalanas, papel mojado como después demostró. El 14 de septiembre de 1705 moría el príncipe Jordi liderando el asalto a Montjuïc que liberaba Barcelona de los borbones absolutistas.

El ex-concejal de Barcelona, Eduard Cardona, cuenta que su cuerpo está enterrado anónimamente en el cementerio de los Josepets de Lesseps, pero él fue a Darmstadt a homenajear su corazón, que recibe los honores en la cripta de la catedral. Así agradecen los catalanes a los que lucharon por su libertad, con la ignorancia.

La Cámara de los Lores inglesa debatía sobre Gibraltar en 2001. La baronesa Hooper, en nombre del gobierno de Tony Blair, decía que España quería hacer de Gibraltar la 18 ª autonomía "con un status similar a Catalunya, pero con más derechos, libertades e independencia." La alternativa de la solución "andorrana" de un patrocinio común, preguntaba la baronesa: "¿si la opción de dos banderas y tres voces es la buena, cómo es que el gobierno español no lo acepta?" Lord Hardy recordaba que el Tratado de Utrecht de 1713 se firmó cuando no había democracia ni respeto por los derechos de los hombres.

La insistencia de Madrid de ignorar hoy los gibraltareños es tan ridícula como si exigiera expulsar moros y judíos o importar 4.800 esclavos, como figura en el Tratado.

Lord Wallace proponía: "Los castellanos de Madrid están rígidamente fijados en la unidad de España, así que es bien recomendable que las negociaciones hispano-britànicas sobre Gibraltar se hagan en Barcelona porque los catalanes tienen una perspectiva bastante diferente." Y tanto! Los castellanos de Madrid se han de preguntar cómo es que Liechtenstein pide formar parte de Suiza, que no la quiere, mientras Gibraltar huye de España.

No será que si Madrid tratara correctamente a los catalanes, Gibraltar haría cola para entrar en España? Los catalanes, en nombre de la España confederada, participaron en la conquista y colonización de Gibraltar, más que español, catalán.

Si Inglaterra no hubiera traicionado a los catalanes, también ellos seguirían bastante contentos de estar bien lejos de los ladrones de Madrid.