También en El Rincón del Protestón,un Blog de DEIA: http://blogs.deia.com/rincondelproteston/
Ongi Etorri - Bienvenue - Bienvenido - Welcome - Benvingut - Benvido -Benveniu - Benvenuto - Willkommen - Boa Vinda - Yookoso - Karibu - الصحة - Bine ai Venit - Bem Vindo - Välkommen - Velkommen - Irashai - Добро - пожаловать - Welkom - Välkommen - רוך הבא/ ברוכה הבאה/ ברוכים הבאים - Καλώς ήρθες - Vítejte - Dobrodošli - Fáilte, Tá fáilte romhat - स्वागत - خوش آمدی! / خوش آمدید! - Deuit mad deoc'h - Wolkom - Ласкаво просимо - ยินดีต้อนรับ - Kaj Bonvenon Ankaŭ - Fiţi bineveniţi - Witaj - Tervetuloa.

martes, 5 de agosto de 2008

Otra "Azkunada": Menuda vuelta de vacaciones (Diario EL CORREO, 5 de agosto de 2008)

Se vuelve a demostrar que esa especie de sub-contrata implantada al más puro estilo de "impuesto revolucionario" se convierte más en un negocio tendente a la más especulativa recaudación que a la prevención.

Dicho en otras palabras, este "cuento chino" de que la OTA/TAO iba a garantizar una mayor fluidez en los espacios de aparcamiento en Bilbao es una auténtica pantomima destinada a que una empresa particular recaude por algo que, en principio, ya está recaudado en la mayoría de los casos.

Me explico: con el Impuesto de circulación se da por hecho el derecho a utilizar una plaza de aparcamiento. Esta especie pseudo-leyes (así lo cree la ciudadanía) no son otra cosa que meras Ordenanzas Municipales con fines exclusivamente recaudatorios, SIEMPRE recurribles y, por ende, siempre GANABLES.

En Municipios asturianos (como Gijón, Llanes, Ribadesella...) fueron anuladas por orden de la Sala de lo Contencioso-Administrativo del TSJA. Luego, existe base jurídica (Jurisprudencia) para promover lo mismo, al menos, en la Villa de Bilbao.

Cualquier interesado en anular una sanción de OTA/TAO sólo tiene que ponerse en contacto con este Editor para que, desinteresadamente, le facilite un Recurso de Alegaciones según el cual, la sanción quedaría anulada "de facto". La cuestión radica en que los vigilantes son empleados de una empresa privada y que su denuncia es la misma que la de cualquier otro ciudadano.

En otras palabras: su palabra contra la del "denunciado". La Administración sólo tiene la solución de que un Agente ratifique la sanción de ese empleado que lo es al igual que uno de "Ercoreca" de "Eroski" o de "El Corte Inglés".

Otra opción de la Administración Local es equiparar a esos empleados por cuenta ajena como "auxiliares de la Policía Local o Municipal", cosa a la que, de entrada no está dispuesta ni el Ayuntamiento ni los propios sindicatos policiales.

Así que, esta especie de alguaciles frustrados (en ocasiones parecen "seguratas de discoteca"... y eso que, gracias a Dios, sólo les han dado un "talkie"), sólo disponen de su palabra contra la del denunciado siempre que no medie ratificación alguna por parte de algún Agente de la Autoridad.

En el colmo de abuso, entre quince y veinte conductores acumulan unas 50 sanciones tras la llegada por sorpresa de la OTA a una zona libre de aparcamiento en el bilbaíno Barrio de Begoña (en su día, República).

Nada más volver después de unos días de vacaciones en Barcelona, Xabi Badallo fue a recoger su coche a un pequeño aparcamiento situado justo al lado de la Basílica de Begoña. Como hacen muchos bilbaínos, siempre que deja su vehículo en la capital por unos días, este joven de 28 años busca un espacio libre de OTA que le mantenga a salvo de las multas. Y para eso, este estacionamiento, que durante años fue vigilado por un guarda-coches, era el espacio idóneo.

Confiado, cogió las maletas, llamó a un taxi y se fue al aeropuerto con su novia, pensando ya en el festival de música al que iban a asistir. Al regresar a Bilbao, el pasado miércoles, se encontró con una desagradable sorpresa. Su coche tenía tres multas de OTA en el limpiaparabrisas. «Es imposible», pensó. Después, miró al suelo y comprobó que habían pintado unas rayas verdes sobre el asfalto, con los coches estacionados, y que a sólo unos metros de allí había un parquímetro que «la última vez no estaba».

«Indignado», no dudó en reclamar. Primero, lo intentó por teléfono. Nada. «No me hicieron ni caso. No me aclaraban nada de lo que necesitaba saber. Decían que presentara una queja si quería», recuerda.

Después, a varios metros de allí, se encontró con un vigilante de OTA. El hombre, «más amable», le explicó que desde hace varios días esa es una zona de pago y que poco antes habían puesto avisos en los coches anunciando que a partir de ahora empezarían a «poner multas» a aquellos coches que no pagasen el tique de aparcamiento.

Xabi se marchó un jueves de Bilbao y no vio el aviso. Como tampoco lo hicieron otros «quince o veinte» conductores más. Entre todos los vehículos estacionados en este parking de Begoña acumulaban unas 50 multas. A pesar del «enfado» del momento, Xabi decidió pagar las sanciones directamente en el parquímetro. Todavía estaba a tiempo de librarse de la multa si pagaba doce euros por cada una. Si se tarda en pagar, en cambio, los doce euros se transforman en una pena de sesenta euros. «Menuda vuelta de vacaciones. No es justo y podría recurrir. Pero sé que no me van a hacer ni caso. Si recurro igual tengo que pagar mucho más», explica.

Sin embargo, este técnico en telecomunicaciones se siente relativamente afortunado. Sabe que hay casos peores. «Hay mucha gente que aparca ahí, como en otras zonas libres de OTA, cuando se va de vacaciones. Cuando al final desistí y me fui del aparcamiento había muchos coches igual. Algunos a lo mejor no vuelven hasta dentro de mucho tiempo. Y cuando lo hagan se van a encontrar con un montón de multas y encima van a tener que pagar sesenta euros por cada una. No es justo», denuncia.

Hala Xabi... ya sabes. No has elegido el camino correcto ya que a "Dios Azkuna" le molesta que le escriban en los Medios de Comunicación (salvo cuando lo hace él). Desde su afortunada reincorporación, se está cansando de decir que hay que llamarle a él en persona. Evidentemente es un "bla-bla-bla" pero, si quieres intentarlo, toma nota del teléfono directo de Alcaldía del Ayuntamiento de Bilbao: 94 420 51 79 o de la dirección de correo electrónico: gabinete@alcaldia.bilbao.net

FUENTE: (de referencia) David S. Olabarri para: Diario EL CORREO.
FOTOGRAFÍA: Mitxel Atrio

1 comentario:

Antonio Acevedo dijo...

Pues parece que por una vez Azkuna ha dado marcha atrás y se han anulado las sanciones mencionadas en tu post.

Ahora habrá que ver si a tu amigo Xabi le devuelven lo pagado. Espero que nos tengas informados!

Un fuerte abrazo