También en El Rincón del Protestón,un Blog de DEIA: http://blogs.deia.com/rincondelproteston/
Ongi Etorri - Bienvenue - Bienvenido - Welcome - Benvingut - Benvido -Benveniu - Benvenuto - Willkommen - Boa Vinda - Yookoso - Karibu - الصحة - Bine ai Venit - Bem Vindo - Välkommen - Velkommen - Irashai - Добро - пожаловать - Welkom - Välkommen - רוך הבא/ ברוכה הבאה/ ברוכים הבאים - Καλώς ήρθες - Vítejte - Dobrodošli - Fáilte, Tá fáilte romhat - स्वागत - خوش آمدی! / خوش آمدید! - Deuit mad deoc'h - Wolkom - Ласкаво просимо - ยินดีต้อนรับ - Kaj Bonvenon Ankaŭ - Fiţi bineveniţi - Witaj - Tervetuloa.

lunes, 16 de febrero de 2015

La deuda de los Países del Sur de Europa.

Existe un refrán castellano que dice...."Quien da pan a perro ajeno, pierde el pan y pierde el perro". Hechos que en los libros de historia si salen pero "no se estudian".... 1.953, el año en que Grecia y España perdonaron la deuda a Alemania.

En 1.953, un gran número de Estados perdonaron más del 60 por ciento de la deuda que el país teutón había acumulado durante las dos Guerras Mundiales. Todo ocurrió en 1.953, cuando una Alemania devastada por la Segunda Guerra Mundial se encontraba sumida en una gran crisis que le imposibilitaba pagar sus deudas, que ascendían a unos 38.800 millones de marcos de la época. El Estado se encontraba al borde de la quiebra.

Ante esta situación, los principales acreedores del país germano, liderados por Reino Unido, Francia y Estados Unidos, pero entre los que también se encontraban otros países como Canadá, Dinamarca, Grecia, Irlanda, Italia, o España, se reunieron en Londres para tratar de buscar una solución a ese enorme problema.

Las negociaciones se extendieron entre el 27 de febrero y el 8 de agosto de 1.953 y tuvieron como resultado el llamado "Acuerdo de Londres" (una de sus reuniones en la imágen), que redujo la deuda alemana el 62,6% y determinó un calendario de pagos para los 14.500 millones de marcos restantes.

Esto no solo permitió que el país se recuperase rápidamente, sino que muy pronto lo situó a la cabeza del crecimiento económico del continente. Sin embargo, los líderes germanos parecen no haber aprendido nada de la historia y, en lugar de corresponder a la generosidad con la que fueron tratados hace seis décadas, han decidido aplicar mano dura a aquellos países que les permitieron regenerar su economía y evitar una quiebra segura.

Lástima que este apasionante capítulo de la historia reciente no se estudie en los colegios españoles, griegos ni, por supuesto, alemanes. También se podría hablar de las cifras de déficit público que Alemania tuvo, para asimilar la Alemania del Este, pasándose por el Arco del Triunfo, las normas de la Comunidad Europea. Ese déficit que ahora nos obligan a reducirlo en un plazo demasiado corto y nos lleva a los "recortes" de gastos sociales imprescindibles: Educación, Sanidad, Dependencia o Pensiones.

Me queda meridianamente claro que Alemania (Prusia en su día) perdió laS Iº y IIº Guerras Mundiales. Ésta especie de "IIIª Guerra Mundial" (al menos en Europa) no tiene ni carros de combate, ni bombas de aviación, ni fusiles, ni batallas navales, balas o trincheras. Ésta "Guerra" tiene bancos y mercados. Y ésta vez, gana Alemania (Como el Mundial de fútbol).