También en El Rincón del Protestón,un Blog de DEIA: http://blogs.deia.com/rincondelproteston/
Ongi Etorri - Bienvenue - Bienvenido - Welcome - Benvingut - Benvido -Benveniu - Benvenuto - Willkommen - Boa Vinda - Yookoso - Karibu - الصحة - Bine ai Venit - Bem Vindo - Välkommen - Velkommen - Irashai - Добро - пожаловать - Welkom - Välkommen - רוך הבא/ ברוכה הבאה/ ברוכים הבאים - Καλώς ήρθες - Vítejte - Dobrodošli - Fáilte, Tá fáilte romhat - स्वागत - خوش آمدی! / خوش آمدید! - Deuit mad deoc'h - Wolkom - Ласкаво просимо - ยินดีต้อนรับ - Kaj Bonvenon Ankaŭ - Fiţi bineveniţi - Witaj - Tervetuloa.

martes, 23 de septiembre de 2014

El día que Bono abroncó a Maragall para iniciar la "secesión" de Catalunya.

El ex ministro socialista de Defensa revela al diario 'El País' una tensa conversación del 2005 en la que, junto a Rodríguez Ibarra, el hoy dimisionario Gallardón e incluso el rey Juan Carlos, abroncó el entonces presidente de la Generalitat y a Jordi Pujol.

Domingo 16 de octubre de 2005. En una cena en la embajada de Portugal, coinciden el entonces ministro de Defensa, José Bono, el presidente de Extremadura, Juan Carlos Rodríguez Ibarra, el presidente de la Generalitat, Pasqual Maragall, su antecesor, Jordi Pujol, además del todavía popular Alberto Ruiz Gallardón (en el día de hoy diimitido y, seguramente, un futurible en el partido de extrema dercha VOX) y el rey Juan Carlos, entre otros. Bono abroncó Maragall y Pujol en una tensa conversación. ¿La razón? El 30 de septiembre de ese año, justo un par de semanas antes, el Parlamento había aprobado una propuesta de Estatuto que definía Catalunya como Nación.

El Estatuto, espetó Bono a Maragall, "es la base de la secesión". "No ha sido por capricho sino por necesidad", alega Maragall. "No veo la necesidad por ninguna parte. Después de 23 años de poder de CiU, formas un gobierno presidido por un perdedor que eres tú, porque has perdido las elecciones aunque gobiernes, e inicias la secesión de Cataluña, porque eso es lo que se 'está haciendo ", insiste Bono. El ministro socialista le acusa de haber "ocultado" al PSOE que pretendía "caminar hacia posiciones independentistas". "No sólo has perdido, sino que yo, al menos, me siento engañado", remacha Bono.

Para variar, el que reina entonces (pero no gobierna) y el que arbitra (sin arbitrar), el heredero de Franco apoya el ataque de Bono. Maragall alega que Cataluña necesita el Estatuto para superar los agravios que sufre, y Bono le responde que "lo que es antiguo e insolidario es el nacionalismo de aquellos que os creéis únicos y mejores del mundo". Rodríguez Ibarra sale en defensa de Bono, también lo hace Gallardón. E incluso Juan Carlos: "Muy bien dicho, Pepe. Mientras yo sea rey no aceptaré que se divida España".

Me recuerda a cuando ese decadente Borbón visitó Bilbao y, metiéndose en algo que no se debía meter (pero es que ese tipo era campechano y eso, además de insustancial) se dirigió a Patxi López y a Basagoiti diciéndoles: "A ver si os arregláis para que ese no sea otra vez presidente vasco". A cuatro metros estaba el aludido al que esos tres miraban: El Lehendakari Juanjo Ibarretxe.