También en El Rincón del Protestón,un Blog de DEIA: http://blogs.deia.com/rincondelproteston/
Ongi Etorri - Bienvenue - Bienvenido - Welcome - Benvingut - Benvido -Benveniu - Benvenuto - Willkommen - Boa Vinda - Yookoso - Karibu - الصحة - Bine ai Venit - Bem Vindo - Välkommen - Velkommen - Irashai - Добро - пожаловать - Welkom - Välkommen - רוך הבא/ ברוכה הבאה/ ברוכים הבאים - Καλώς ήρθες - Vítejte - Dobrodošli - Fáilte, Tá fáilte romhat - स्वागत - خوش آمدی! / خوش آمدید! - Deuit mad deoc'h - Wolkom - Ласкаво просимо - ยินดีต้อนรับ - Kaj Bonvenon Ankaŭ - Fiţi bineveniţi - Witaj - Tervetuloa.

miércoles, 16 de julio de 2014

Más sobre EH-Bildu y su política en materia de Medios de Comunicación en Gipuzkoa.

Tercer artículo (y segundo del que me hago eco en esta bitácora) de Adolfo Roldán en la sección "Desde la Avenida de Tolosa" del Diario Noticias de Gipuzkoa que, en vez de titularlo "Cero patatero (III)", lo viene a titular "No se sabe". En definitiva, es lo mismo que lo mismo es. En esta ocasión, con datos objetivos en la mano, vuelve a desenmascarar los argumentos utilizados por la Izquierda Abertzale a la hora de discriminar a un determinado Medio de Comunicación.

Nos comenta Adolfo que, a la hora de intentar justificar lo inaceptable, un amigo de la Izquierda Abertzale me dice que para las Instituciones de Bildu (Diputación y Ayuntamientos) NOTICIAS DE GIPUZKOA no les sale productivo, “porque no tiene suficiente audiencia/lectores con respecto a Gara y Berria”. Eso es como dar patente de corso para matar al pequeño.

Pero vamos a ver primero si efectivamente NOTICIAS DE GIPUZKOA no es productivo, o si lo que ocurre es que lo ven como una peligrosa competencia para sus medios.

Segundo, si no tiene suficiente audiencia/lectores con respecto a Gara y Berria. Esta pregunta la ha respondido hace solo unos días la segunda ola del EGM, dándonos una subida de 7.000 lectores , la mayor de todos los medios de la CAV, y una audiencia de 34.000 lectores. La pregunta lógica es: ¿cuántos lectores subieron Gara y Berria en ese mismo periodo? No se sabe, porque ellos pasan de someterse a la encuesta del EGM.

Pues vamos a los datos de la OJD que auditan las tiradas de todos los periódicos. Cualquier lector puede saber la difusión de un determinado medio con solo hacer un click en Internet. Perdón, de todos los medios no. De todos, menos de Gara y Berria, que no están registrados. ¿Por qué? No se sabe.

Bueno, pues entonces nos vamos a la encuesta de CIES, que es en la única en la que aparecen Gara y Berria, porque históricamente siempre les ha dado resultados increíbles. La segunda ola saldrá dentro de unos días. En la primera a Gara le dio 85.000 lectores, y a Berria 53.000. ¿Todos esos lectores solo en Gipuzkoa? No, lectores de cuatro Herrialdes de Euskal Herria. Ah, bueno, ¿y el Grupo Noticias? Según la misma ola del CIES, nosotros tenemos 280.000 lectores en idéntico escenario.

Claro que lo interesante sería comparar los lectores guipuzcoanos de NOTICIAS DE GIPUZKOA con los guipuzcoanos de Gara y Berria. Pero, es que no hay forma de hacerlo, ya que ellos eluden controles como el del EGM y de la OJD, que especifican audiencia por territorios. Ah, pero ahora que me acuerdo sí hay un estudio que hace la comparativa de lectores en Gipuzkoa. Se trata del informe realizado por el Gabinete de Prospección Sociológica del Gobierno Vasco en 2012, dirigido por Victor Urrutia. Era lehendakari Patxi López, lo digo por evitar suspicacias.

Pues bien, según ese informe NOTICIAS DE GIPUZKOA era el segundo periódico más leído en este territorio. El 20% de los encuestados dijeron que lo leían de manera habitual, por delante de Gara que solo lo leía un 12%, y de Berria, un 9%. Evidentemente, para las instituciones de Bildu y para mi amigo, solo CIES es la encuesta que mola, las demás indudablemente hay que desacreditarlas. Pero si dentro de un par de años CIES publica datos inesperados por malos de solemnidad para Gara y Berria, pues no pasaría nada. Se prescinde de CIES y a correr.

Diputación y Ayuntamientos de Bildu ya encontrarán otra forma de intentar justificar lo inaceptable y de subvencionar las ideas de los correligionarios.