También en El Rincón del Protestón,un Blog de DEIA: http://blogs.deia.com/rincondelproteston/
Ongi Etorri - Bienvenue - Bienvenido - Welcome - Benvingut - Benvido -Benveniu - Benvenuto - Willkommen - Boa Vinda - Yookoso - Karibu - الصحة - Bine ai Venit - Bem Vindo - Välkommen - Velkommen - Irashai - Добро - пожаловать - Welkom - Välkommen - רוך הבא/ ברוכה הבאה/ ברוכים הבאים - Καλώς ήρθες - Vítejte - Dobrodošli - Fáilte, Tá fáilte romhat - स्वागत - خوش آمدی! / خوش آمدید! - Deuit mad deoc'h - Wolkom - Ласкаво просимо - ยินดีต้อนรับ - Kaj Bonvenon Ankaŭ - Fiţi bineveniţi - Witaj - Tervetuloa.

sábado, 24 de mayo de 2014

¡Uy, qué pregunta!

Las tres palabras del título, en exactamente ese orden, constituyen la respuesta de Josu Juaristi, candidato de EH Bildu al Parlamento Europeo, a la pregunta: "¿Cree que estuvo mal el terrorismo de ETA?" Se la lanza un periodista de El Correo y él responde eso, "¡uy, qué pregunta!", y añade luego que mejor miramos al futuro porque, con el potencial humano y económico vasco, fíjese usted lo bien que nos puede ir a todos y a todas.

Comentan desde el Blog "Mi Mesa Cojea" que, a un candidato de EH Bildu le pregunten por ETA y responda con el PIB no es nuevo. La innovación de Juaristi, lo verdaderamente revolucionario, es esa sorpresa inicial, ese desconcertado "¡uy, qué pregunta!".

El candidato, al parecer, no se esperaba semejante cuestión y reacciona como si el periodista, en un arrebato de locura, le soltase:

-Señor Juaristi, ¿le gusta a usted ponerse la ropa interior de su señora?
-¡Uy, qué pregunta!

El motivo de semejante desconcierto es un misterio que la entrevista no desvela. Quizá es que Juaristi no ha dedicado un minuto a reflexionar sobre el tema, en cuyo caso, creo yo, hubiese sido más adecuada una respuesta del tipo:

-Hostia, pues nunca lo había pensado, la verdad. ¿El terrorismo, malo? ¡Qué interesante posibilidad! Lo pensaré en otro momento, se lo prometo.

Existe, sin embargo, otra posible explicación, y es que Juaristi sí tenga un discurso construido al respecto, pero sea tan largo y complejo, tan rico en matices, que prefiera guardárselo para una mejor ocasión.

Al fin y al cabo, en esta campaña hay que hablar de Europa, no de si uno está o no de acuerdo con que se mate a la gente que opina distinto.