También en El Rincón del Protestón,un Blog de DEIA: http://blogs.deia.com/rincondelproteston/
Ongi Etorri - Bienvenue - Bienvenido - Welcome - Benvingut - Benvido -Benveniu - Benvenuto - Willkommen - Boa Vinda - Yookoso - Karibu - الصحة - Bine ai Venit - Bem Vindo - Välkommen - Velkommen - Irashai - Добро - пожаловать - Welkom - Välkommen - רוך הבא/ ברוכה הבאה/ ברוכים הבאים - Καλώς ήρθες - Vítejte - Dobrodošli - Fáilte, Tá fáilte romhat - स्वागत - خوش آمدی! / خوش آمدید! - Deuit mad deoc'h - Wolkom - Ласкаво просимо - ยินดีต้อนรับ - Kaj Bonvenon Ankaŭ - Fiţi bineveniţi - Witaj - Tervetuloa.

miércoles, 14 de agosto de 2013

Urquijo, ¿Te gusta Londres?

Hay adjetivos que pueden sonar a subtítulo monárquico de esos que se acuñaban a continuación del nombre de un monarca: "El Grande", "El Cruel", "El Bueno", "El Valiente" o "El Pasmado". Pues nada... démos a Carlos Urquijo el título de "El ocioso", o el de "Trepa designado vía cupo por el lote de 'La Caverna'", o el de "El interesado"... La verdad es que a éste añorante se le podría adjetivar como se quisiera pero toda esa adjetivación atiende a justificadas razones.

Nos encontramos ante un delegado gubernamental español ocioso. Y es que el virrey Urquijo no sabe de Urbanismo, ni de Cultura, ni de Educación, ni de Medio Ambiente... de nada. Bueno, tampoco voy a exagerar. El actual delegado español en Euskadi de "algo" si que sabe: del monotema y recurrente "ETA-Batasuna" y de banderitas. Y de ahí que no le saquen. Dónde no hay mata, no hay patata. Es lo que hay.

Vamos a recordar que este delegado del Gobierno español ordenó a la Abogacía del Estado que recurriese el nombramiento de Jone Artola como "txupinera" de las fiestas de Bilbao (Aste Nagusia) debido a su vinculación con organizaciones ilegalizadas y que lo puso también en conocimiento de la Fiscalía del País Vasco.

Dentro de una especie de estrategia tendendente a la politización de las fiestas, Urquijo explica en sendos escritos remitidos a la Abogacía del Estado y a la Fiscalía Superior del País Vasco, que Artola ha sido candidata por la ilegalizada Euskal Herritarrok a las elecciones municipales de Bilbao (1999) y a las generales (2000), así como por la también ilegalizada ANV en las generales de 2007. Además, afirma que "es portavoz habitual de Etxerat", la asociación de apoyo a familiares de presos de ETA, y una de las fundadoras de la comparsa Txori Barrote, "que tiene causas pendientes en la Audiencia Nacional".

Considera que su nombramiento por parte de la Comisión de Fiestas, a propuesta de las Comparsas de Bilbao, puede vulnerar la Ley de Reconocimiento y Reparación a las Víctimas del Terrorismo. En la misma línea, el pasado miércoles, La Asociación Dignidad y Justicia pidió al alcalde de Bilbao, Iñaki Azkuna (PNV), que retirase la condición de "txupinera" a Artola porque, según dijo, representa una "terrible humillación" para las víctimas del terrorismo. Ayer mismo dicha Asociación afín a la extrema derecha española volvió a arremeter contra el Ayuntamiento de nuestra Villa por el mero hecho de anunciar la presentación de alegaciones. Y ayer mismo también fue una decadente portavoz del PP en el Ayuntamiento de Bilbao quién se encargó de repartir las andanadas hacia el propio Partido Nacionalista Vasco. La saliente Cristina mejor haría en analizar el estrepitoso fracaso municipal de su Formación en vez de deberse a cada vez una menor clientela política: Ahí están sus resultados... cuesta abajo y sin frenos.

Pero volvamos al grano. Yo me imaginaba quienes podían llegar a politizar algo tan nuestro como Aste Nagusia (nada nuevo bajo el sol) pero jamás podría llegar a pensar que dicha politización llegaría a obtener un grado de institucional (al menos en Bilbao).

Vamos a desgranar todo esto lo hagámoslo por partes:

Carlos Urquijo "El ocioso".

En efecto, nos encontramos ante un cargo político del Partido Popular que parece no tener otra cosa que hacer que entrar en el juego de la politización de fiestas. Si unos lo intentan hacer, él hace lo propio. Es una aplicación efectiva del recurrente discurso del Partido Popular: el famoso "y tú más". Afortunadamente ya no tiene cabida su único e insistente discurso "ETA-Batasuna" así que éste Graduado Social (que cobra unas cuantas decenas de miles de euros al año) ha de justificar, al menos, su sueldazo. ¿Qué hacer cuando no hay nada que hacer? ¿Cómo se puede salir en los Medios?

Esto es de manual básico: Soy un ocioso y necesito justificar el pegamento que me agarra a la poltrona. ¿Qué hago? Pues ruido. De entrada, y de forma cautelar, un Juzgado de Bilbao admitió a trámite el recurso de la Delegación del Gobierno español y, con él, las pretensiones de las Asociaciones de Víctimas vinculadas al Partido Popular. Dicha Instancia dio un plazo de tres días al Ayuntamiento de Bilbao para que presentase cuántas alegaciones considerase oportunas, cosa que hízo ayer. A este respecto, no creo que haya Tribunal en Instancia superior que, en Justicia, despoje a la Txupinera de Bilbao de tal nombramiento por mucho que se empeñe Urquijo o se lleve el Escatergoris. Y es que, al Partido Popular cada vez le vale menos eso de "Pulpo como animal de compañía".

Es lo que hace el ocio. La Txupinera de Bilbao, y, sea dicho de paso, con la que no comulgo ideológicamente en casi nada, figuró en unas listas electorales de la Izquierda Abertzale. Es de Justicia decir que, cuando en ellas figuraba, aquéllas listas eran del todo legales, luego esa condición de candidata de una formación política legal, no es jurídicamente achacable a nadie. Su pertenencia a un colectivo de familiares de presos de ETA tampoco ha de tener transcendencia jurídica. Por esa razón, ¿al ex-gobernador Civil de Gipuzkoa (Goñi Tirapu) se le deberían limitar sus derechos civiles? ¿Qué culpa tiene un familiar de un preso de que éste lo sea? Vamos a ser un poco serios. El objetivo de la Asociación Etxerat es hacer cumplir algo que existe en la Doctrina Jurídica al uso en el Estado español que no es otra cosa mas que los reos cumplan sus condenas en los centros penitenciarios más cercanos a sus domicilios. La política de dispersión no atiende a razones estrictamente jurídicas ya que convierte a familiares en víctimas. Sólo hace falta ver la sangría derivada de accidentes de tráfico "gracias" a esa absurda e injustificada "dispersión".

Vemos en éstos días como son indultados pederastas y presos comunes en Marruecos en función a una lista de "indultables" firmados por el inquisidor monarca alauita con la consabida intermediación del monarca español y heredero de Franco. Nada que objetar (salvo en el asunto de ese monstruo pederasta). Pero seamos coherentes. Indultos al margen, en muchos casos se pide que los reos españoles cumplan condena en España. Es otra forma de entender por parte de quién pide acercamiento, aplique dispersión. ¿Qué diferencia hay entre Alhucemas y Oviedo o el canario Salto del Negro y Basauri? Ninguna.

Carlos Urquijo "El trepa".

A nadie se nos escapa que Urquijo fue propuesto a Madrid por Basagoiti por una cuestión de mero cupo político y por equilibrio interno... por dar juego al sector más duro u otodoxo del PP vasco (a los afines a Mayor Oreja, Carlos Iturgaiz o María San Gil) Antonio no tuvo más remedio que proponer el nombre de Urquijo. A eso se le llama cuota de poder interno. Y el citado sector cavernario sabe dar las "gracias" a su manera ya que es quién recuerda a diario el fracaso electoral a la "generación POP" de los Antonio, Semper, Oyarzabal o Maroto.

Por la misma regla de tres, el PP vasco tuvo en su día que imponer el PSE-PSOE a Arancha Quiroga como presidenta del Parlamento Vasco (en detrimento de Laura Garrido) o, más recientemente, tuvo que "correr" las listas electorales para otorgarle a la víctima "profesional" Marimar Blanco un escaño en Gasteiz. Es, por ello Urquijo, un cargo del PP vasco que defiende a la "Vieja Guardia" a la que hubo que damnificar de forma previa al más que previsible fiasco electoral del PP en la CAV (fiasco en el que antes he incluido a la cesante portavoz municipal popular en Bilbao).

Carlos Urquijo "El interesado".

Que Urquijo califique subjetivamente de "interés general" las aspiraciones de la Asociación Dignidad y Justicia o las de la AVT o cualesquiera de las encuadradas en la FVT (Federación de Víctimas del Terrorismo) es del todo interesado. No hace falta que a Urquijo se le recuerde la actual composición del Parlamento Vasco que no es otra más que la que refleja la realidad socio-política de Euskadi. Tampoco hay que recordarle que ni él (como cargo institucional) ni el PP (como Formación política) acudieron al otorgamiento por parte de la Diputación Foral del título de "Ilustre de Bizkaia" porque pretendían volver a reseñar que "víctimas" sólo las son las de "la ETA".

Para ésta ala del Partido Popular no ha habido terrorismo franquista, terrorismo de Estado (como el del GAL, salvo para atacar a los socialistas) ni nada análogo. Persiguiendo sólo la parcial defensa de Asociaciones y Colectivos de víctimas de ETA no hace otra cosa más que mostrarse como parte interesada. Políticamente interesada. Al fin y a la postre, en esos colectivos aún dispone de un nicho de votos.

Pero a Urquijo sí que hay que recordarle un par de cosas: Por un lado, que, aunque él siga las consignas de Asociaciones de Víctimas afines al PP, es la propia FVT pide la dimisión de su compañera Marimar Blanco Garrido ya que, según ellos, desear la muerte a una persona (enferma terminal por muy reo que sea) parece que no es muy acorde con la defensa de la vida que propugnan.

Por otro lado, que llame a su homólogo gallego para sugerirle que recurra y denuncie ante la Abogacía del Estado (o/y, en su caso, ante la Fiscalía) las palabras filo-franquistas vertidas por un alcalde y diputado de su propio partido político.

Espero que Urquijo comprenda que no hay apologías del terrorismo de distintos grados. Aunque a él no le guste, todas ellas son condenables y todas están recogidas en la vigente legislación en materia penal. Otra cosa es que existan dos varas de medir. Algo jurídicamente inaceptable. Es acorde citar cuántas veces sea necesario la Ley de Reconocimiento y Reparación a las Víctimas del Terrorismo, como también lo es recordar la existencia de la Ley de Memoria Histórica. Sobre todo, lo normal en éstos casos, se antoja necesario hacer referencia al referido Código Penal.

Por último. Si lo de Urquijo ha sido la enésima cortina de humo, su intención es loable pero no "cuela". Otros superiores suyos "tiran" de Gibraltar para desviar la atención acerca de que ayer estuvieron citados en calidad de testigos Arenas y Álvarez Cascos como hoy lo está De Cospedal. Imagino que también será recibida entre vítores por parte de una sociedad cada vez más harta de chanchullos y permanentes mentiras.

Pero esas cortinas tampoco se las cree casi nadie que no sea del PP. Y ni aún así. Urquijo: Bárcenas sigue ahí con vuestros papeles de presunta financiación ilegal de tu partido y tu Secretaria General no puede seguir mintiendo. Al igual que los otros dos citados, no son imputados sino que son testigos. Un testigo que mienta puede ser acusado por perjurio. Las nóminas que ha presentado el cautelarmente encarcelado desmontan las mentiras vertidas hasta en Sede parlamentaria por máximo dirigente de tu Partido y del Gobierno español. Que te quede meridianamente claro.

Pero tu intento, y los que hagas por politizar (aún más si cabe) las fiestas en Euzkadi seguro que te reportará algo: Sólo has de fijarte como hasta, al que familiares de 62 militares consideran probadamente mentiroso, Federico Trillo, es aún embajador por designación "dedocrática" en el Reino Unido y fíjate cómo con la otra recurrente cortina de humo (Gibraltar) está más calladito que una meretriz.

¿Qué te pasa Carlos? ¿Acaso te gusta Londres?