También en El Rincón del Protestón,un Blog de DEIA: http://blogs.deia.com/rincondelproteston/
Ongi Etorri - Bienvenue - Bienvenido - Welcome - Benvingut - Benvido -Benveniu - Benvenuto - Willkommen - Boa Vinda - Yookoso - Karibu - الصحة - Bine ai Venit - Bem Vindo - Välkommen - Velkommen - Irashai - Добро - пожаловать - Welkom - Välkommen - רוך הבא/ ברוכה הבאה/ ברוכים הבאים - Καλώς ήρθες - Vítejte - Dobrodošli - Fáilte, Tá fáilte romhat - स्वागत - خوش آمدی! / خوش آمدید! - Deuit mad deoc'h - Wolkom - Ласкаво просимо - ยินดีต้อนรับ - Kaj Bonvenon Ankaŭ - Fiţi bineveniţi - Witaj - Tervetuloa.

viernes, 12 de julio de 2013

La deriva del PSOE (Capítulo 3. Hoy algo más local: Barakaldo y el “talante”).

Dejo, excepcionalmente, al margen el análisis estatal de la deriva socialista (...perdón, análisis "federal") para hacerme eco de un post en la web Barakaldotarrok en la que se analiza el mal comienzo del nuevo alcalde de Barakaldo.

Así que hoy no toca hablar de cupo ni concierto de Pere Navarro, ni de los ERE y Griñán, ni tan siquiera de ese híbrido denominado "federalismo-monárquico-parlamentario". Hoy me centro en aquello bautizado como "talante" pero llevado al plano local. Al plano municipal. Es como una manera de decir aquello de que, "para muestra, un botón".

Todo aquello que significó la hegemonía política del Partido Socialista en la Margen Izquierda y la Zona Minera de Bizkaia queda reducido a dos focos de gobernanza (si es que así se le puede llamar). Una Villa: Portugalete, y una Anteiglesia: San Vicente de Barakaldo. Y mucho me temo que esa deriva socialista les va a hacer perder los mencionados reductos más pronto que tarde.

En ésta ocasión, me voy a centrar, pues, en Barakaldo y en el referido mal comienzo de su nuevo regidor, Alfonso García. Las primeras actuaciones del nuevo alcalde de Barakaldo resultan preocupantes. El nuevo primer edil repite por activa y por pasiva que va a cambiar, que Tontxu Rodríguez no hizo todo bien y que había muchas cosas que mejorar, pero lo cierto es que sus comienzos, aunque pretendidamente discretos, no están siendo buenos.

Antes de su toma de posesión, que ni siquiera estaba asegurada por la debilidad y la falta de votos con los que cuenta el PSE, mandó pintar y cambiar la decoración del despacho que hasta entonces había ocupado mi amigo Tontxu.

Otro de los gestos que delatan a quien decide los destinos Barakaldo, es que se ha dispuesto un servicio de escolta compuesto por 3 agentes (un cabo y dos policías). Resulta incompresible que Tontxu, todo un alcalde y senador, no dispusiera de escoltas y que Alfonso García haya sacado a tres agentes de las calles para dedicarlos a un servicio innecesario en la actual y afortunada coyuntura que vivimos en Euskadi.

En cuanto a las frases que ha proferido, algunas son gloriosas: "Es posible que quien me precedió en el cargo no haya puesto todo de su parte..."; "Hay que ser receptivo a la demanda de los ciudadanos, pero cuando los movimientos pretenden actuar como contrapoder, pierden legitimidad..."; "...Se han dado otro tipo de pactos entre el PSE y Bildu en las instituciones en las que estos gobiernan, y creo que son perfectamente trasladables aquí"; "Me gustaría que me reclamaran por las cosas que pasen de aquí en adelante (sobre las mociones)... ¿Hay obligación de cumplirlas? No… en ocasiones se materializan, y en otras, no..."

Estas frases indican la estrategia que parece va a seguir el nuevo alcalde y su partido. ¿Significativas, no? A él que no le pidan cuentas de los marrones que ha dejado Tontxu. Se olvida Alfonso que cuando se asume un cargo como el suyo se lleva no sólo lo bueno sino también lo malo. Las famosas "herencias". Tampoco es que haya nada nuevo bajo el sol: es el repetido discurso tanto del PP como del PSOE. Los populares no dejan de hablar de la nefasta "herencia" de Zapatero y los socialistas lo hacían sobre la "herencia" de Aznar. Así le luce el pelo al hasta ahora hegemónico bipartidismo en tierras de la pandereta, el toro, la siesta, la sangría y la "Marca España"...

"Piojo resucitado" parece ser una expresión de toda la vida empleada por los barakaldeses y las barakaldesas (de los que yo también tengo algo al vivir toda la vida en Burtzeña), y hace alusión a quien no ha sido nada y ahora cree ser algo.

¡Qué cada uno saque sus conclusiones! Dicen desde Barakaldotarrok. Yo ya las he sacado sin mucho esfuerzo.