También en El Rincón del Protestón,un Blog de DEIA: http://blogs.deia.com/rincondelproteston/
Ongi Etorri - Bienvenue - Bienvenido - Welcome - Benvingut - Benvido -Benveniu - Benvenuto - Willkommen - Boa Vinda - Yookoso - Karibu - الصحة - Bine ai Venit - Bem Vindo - Välkommen - Velkommen - Irashai - Добро - пожаловать - Welkom - Välkommen - רוך הבא/ ברוכה הבאה/ ברוכים הבאים - Καλώς ήρθες - Vítejte - Dobrodošli - Fáilte, Tá fáilte romhat - स्वागत - خوش آمدی! / خوش آمدید! - Deuit mad deoc'h - Wolkom - Ласкаво просимо - ยินดีต้อนรับ - Kaj Bonvenon Ankaŭ - Fiţi bineveniţi - Witaj - Tervetuloa.

jueves, 11 de julio de 2013

La deriva del PSOE (Capítulo 2: El PSC, el PSE, el Cupo y las consultas).

Un decadente Alfredo Pérez Rubalcaba testó el estado en el que se encuentra el PSOE, que en ocasiones parece comatoso, después de unas semanas en las que la renuncia de José Antonio Griñán a repetir en la Junta de Andalucía y la imputación de numerosos cargos de esta autonomía por el caso de los ERE lo han vuelto a poner en el disparadero.

Sigo con atención las crónicas de Ugarriza en el Diario Deia en la que nos relata como los 17 barones socialistas dieron su visto bueno a la propuesta del PSOE sobre modelo de Estado y reforma de la Constitución, en la se dejó abierto la posibilidad de plantear el recálculo del Cupo vasco y la Aportación navarra para que sean más solidarias con el resto de comunidades.

Fuentes del PSE sostienen que la alusión al Concierto y al Convenio se mantienen como anunció Patxi López, constatando que son dos instituciones que "deben seguir manteniendo reconocimiento constitucional", pero con una coletilla -esa que dice "sin perjuicio de perfeccionar algunas de sus deficiencias en su aplicación práctica"- que deja prácticamente abiertas todas las puertas. Otras fuentes socialistas citadas por la agencia Efe decían ayer mismo que el texto finalmente aprobado aludirá a la necesidad de revisar el Concierto y el Convenio, tal y como habían reclamado varias federaciones, en especial el PSC, cuyo líder, Pere Navarro, incendió el debate al pedir simple y llanamente la derogación de estos dos instrumentos jurídicos. Habrá que ver cómo se plasma finalmente el "asunto vasco-navarro".

Las diferencias han obligado a redactar un texto más abierto que no satisface ninguna de las pretensiones del PSC.

El documento, que deberá ser ratificado en la Conferencia Política que los socialistas celebrarán en octubre, tiene su raíz en las tensiones generadas por la marea independentista en Catalunya, que ha descolocado al PSOE y ha abierto una gran brecha entre Ferraz y el PSC. El texto que ha coordinado Ramón Jáuregui propone la reforma de la Constitución para, entre otros objetivos, buscar un encaje de Catalunya mediante un modelo de Estado al estilo federal, con la eliminación del Senado como Cámara de segunda lectura y su conversión en un foro de representantes autonómicos.

NI CONSULTAS NI NACIONES.

Rubalcaba ha tenido que pactar con los diferentes barones, así que los sucesivos cepillados a los que ha sometido la propuesta en aras de un mayor consenso han dado como resultado un texto con planteamientos muy generales, que anoche aún se limaba en la cena a la que acudieron los barones socialistas. Lo que está claro es que el PSC no puede estar muy contento con la acogida que han tenido sus propuestas: el PSOE ya ha dicho no a la celebración de consultas territorializadas, al reconocimiento de Catalunya como nación y a una federalización de la justicia, aunque Ferraz podría ceder en el último aspecto.

Rubalcaba adelantó que la única propuesta de los catalanes que tendrá alguna acogida será una alusión al llamado principio de "ordinalidad", esto es, que la contribución interterritorial no coloque en peor condición a las autonomías que como Catalunya contribuyen más respecto a las que se benefician. Habrá que ver qué opina al respecto el barón extremeño, Guillermo Fernández Vara, que ha llegado a pedir en las últimas semanas que el PSOE se desligue del PSC y se presente con siglas propias en Catalunya.

Y voy a permitirme dar un consejo al PSOE. Que profundice en lo que les une, por ejemplo, la defensa a ultranza de la monarquía de los Borbones. No es mala idea.