También en El Rincón del Protestón,un Blog de DEIA: http://blogs.deia.com/rincondelproteston/
Ongi Etorri - Bienvenue - Bienvenido - Welcome - Benvingut - Benvido -Benveniu - Benvenuto - Willkommen - Boa Vinda - Yookoso - Karibu - الصحة - Bine ai Venit - Bem Vindo - Välkommen - Velkommen - Irashai - Добро - пожаловать - Welkom - Välkommen - רוך הבא/ ברוכה הבאה/ ברוכים הבאים - Καλώς ήρθες - Vítejte - Dobrodošli - Fáilte, Tá fáilte romhat - स्वागत - خوش آمدی! / خوش آمدید! - Deuit mad deoc'h - Wolkom - Ласкаво просимо - ยินดีต้อนรับ - Kaj Bonvenon Ankaŭ - Fiţi bineveniţi - Witaj - Tervetuloa.

martes, 2 de julio de 2013

Califatos socialistas.

No deja de ser curioso observar los derroteros por dónde se mueve un partido encaminados a una suerte de imparable abismo. Todos conocemos las diferentes encuestas de intención de voto. Por ello sabemos como, gráficamente dicho, el bipartidismo instalado en el Estado español no pasa por sus mejores momentos. Así las cosas, tanto el gobernante Partido Popular como el Partido Socialista Obrero Español (y sus diferentes sucursales políticas) observan un más que considerable descenso en la intención de voto.

No es extraño que un partido que, con su legítima mayoría absoluta, sustenta al Gobierno del Estado sufra un comprensible desgaste, y más, derivado de las desastrosas políticas económicas y sociales que viene implementando. Pero lo que sí resulta extraño es observar un desgaste similar en el primer Partido de la Oposición.

Que un partido fundacionalmente republicano sólo ejerza como tal en sus "valles" como Oposición mientras que cuando le ha tocado dirigir el Gobierno estatal se antoja más monárquico que el propio Partido Popular es, ya, algo que, de entrada, chirría.

Que su presidente Griñán (que también lo es de la Junta de Andalucía) diga que el PSOE pretenda abrir la puerta a la revisión del cupo vasco afirmando a estas alturas que ninguna Comunidad Autónoma puede estar excluida del principio de solidaridad, sólo puede ser entendido desde la óptica del clientelismo político. Hoy imputada la ex-ministra de Fomento Magdalena Alvarez por los citados EREs... Los convocantes de primarias andaluces viendo fantasmas en la Justicia...Suma y sigue...

Que venga el PSOE a exigir la revisión del cupo vasco y la aportación navarra para eliminar desequilibrios territoriales y a proponer una reforma constitucional en la que se subraya que tanto el Concierto del País Vasco como el Convenio de Navarra no deberían estar fuera del Régimen General (al disponer de un legítimo sistema de financiación propia) y a matizar que cabe "perfeccionar" algunas de las "deficiencias" de su aplicación práctica; se convierte en el enésimo punto de desencuentro entre sus diferentes Califatos.

Han gobernado y nunca lo han planteado. También Rubalcaba ha sido ministro de un Gobierno que jamás se ha ocupado de una forma tan obsesiva con la igualdad, la educación, la revisión de concordatos con cierto micro-Estado Pontificio.

Pero las claves del declive socialista se encuentra enfocado en dos ámbitos constatables. Por un lado, es patente la falta de liderazgo y la manifiesta guerra interna encaminada a obtener como premio el sillón principal de Ferraz. Ahí tenemos a Patxi López de gira artística haciendo trágalas cómo la descrita mientras que en Euskadi mantiene un discurso político totalmente distinto. Y es que, el que su anterior mantenedor al frente del Ejecutivo vasco apellidó Simpson, tiene más la vista puesta en Madrid que en tierras vascas. Nada que objetar y máxime tras su última debacle electoral. El principal problema en esa carrera lo tiene él y, además, lo tiene con uno de sus mimados pupilos: Edurado Madina. Éste último parece ser más listo. No ha abierto la boca en todo éste embrollo de esa "solidaria" propuesta.

Pero lo del PSOE es una especie de "camarote de los Hermanos Marx". Mientras en Asturias disponen de presidente (Javier Fernández) con el apoyo de Izquierda Unida y con la aquiescencia del escindido Álvarez Cascos, y mientras que en Andalucía consiguieron in extremis llegar a un pacto análogo con esa formación que dispone de un alcalde-parlamentario que asalta Mercadonas y fincas de terratenientes; en la vecina Extremadura no pasaron por las exigencias de la multiformación coordinada por Cayo Lara poniéndoselo en bandeja al popular Monago.

Asi que el "califa" asturiano está por la citada "solidaridad" y los socialistas valencianos, que mantienen una postura similar a la de catalanes y andaluces, también hablan de suprimir el Concierto. Nos encontramos, entonces, ante tres Federaciones socialistas (las tres de mayor peso por su número de militantes) que sostienen que tal y como está configurado el sistema, no es "justo" y que arroja resultados "discriminatorios".

Pero, ¿Qué dicen los presuntos afectados? ¿Qué dice el PSE-EE-PSOE y el PSN-PSOE? Pues, el PSE se suma a la campaña política interna de López y plantea que la CAV aporte más a otras autonomías en concepto de la citada "solidaridad". Los socialistas navarros, no saben-no contestan.

"Ninguna Comunidad Autónoma debe estar excluida de la solidaridad porque es mandato de la Constitución". Ese es su "nuevo" discurso si bien todos conocemos como el PSOE "tira" de Constitución cuando no gobierna. Se refería así Griñán a un argumento muy extendido y que ha caído en gracia incluso en Catalunya -con serios problemas de financiación-, respecto a que el Concierto y el Cupo, que esa Comunidad ahora reclama para sí, privilegia a los vascos, de forma que la CAV disfrutaría según sus cálculos de unos recursos públicos casi un 60% por encima de la media de las autonomías del régimen común. Yo preguntaría a los catalanes y, de forma especial, a uno de los "padres" de esa Constitución y actual letrado de la hija menor del heredero de Franco a ver por qué Catalunya renunció a la recaudación propia.

Pollo sin cabeza... cuando no se tienen argumentos la idea debe ser aquello de que, como no tenemos ninguna, vamos a repartir el dinero de manera equitativa... que ya está bien de tanta desigualdad y, de paso, nos saltamos los derechos.

Vemos a un desorientado PSOE subiéndose al vagón de los detractores del autogobierno vasco (cuyo máximo exponente, el Concierto Económico está consagrado en la Constitución y el incompleto Estatuto de Gernika, que por ello va a dejar de ser festejado). Así, ahora, de repente, a los socialistas les ha dado por decir de la noche a la mañana que dicha situación no es equitativa y que la misma estaría fundamentada precisamente en la situación creada por el sistema de Cupo. Cabe recordar que "gracias" y a través de él se abona al Estado español por las competencias que no ejerce en Euskadi, como el Ejército, la Corona o Exteriores, cifradas en el 6,24% del total de cargas estatales.

En definitiva, no deja de ser un intento de acallar aquellas voces que desde el PSOE andaluz o catalán tachan de privilegio el sistema del Concierto Económico vasco. Pero no cuela. Que hablen con el autor de la propuesta. Que hablen con Ramón Jáuregui para que nos enteremos cómo, mientras López hace el caldo gordo a esa propuesta por España, por aquí vende que va a presentar aportaciones al documento base de los socialistas sobre territorialidad para fijar dos principios: la defensa a ultranza de la fórmula del Concierto y el Cupo, que sigue siendo "válida y vigente" (como confirman tanto él como su secretario general bizkaino, Josean Pastor).

Obvia reseñar que Patxi López (cuando fue Lehendakari con el apoyo de Basagoiti) no afrontó la renovación de la Ley quinquenal del Cupo, que caducó en 2011, primero con un presidente de su propio partido, José Luis Rodríguez Zapatero, y más tarde con el Ejecutivo popular de Mariano Rajoy. Tampoco logró resolver que Madrid reconozca los 500 millones que adeuda a la CAV y que se han ido acumulando en los últimos años.

En resumen, así anda el PSOE en sus Califatos: En Andalucía gobierna con IU, en Extremadura no pero en Asturias Sí. En las dos Castillas convertidos en invisibles al igual que en Murcia. En Galiza bastante tienen con lo de Pepiño. En Madrid, con la "Trini" inmersa en sus guerras internas contra los Rafas Simancas o los Tomás Gómez de turno y en sus guerras públicas contra la "Lideresa" o contra la madre de una novia al que la Gürtel le sonorizó la boda. En Canarias, Cantabria, Ceuta y Melilla ni saben lo que es el PSOE y en Baleares prefieren no saberlo. Los de Aragón (como socialistas navarros y riojanos) a su bola.

En Catalunya a palo limpio y sin disimulos entre la "charnega" no-soberanista Chacón y el "charnego" soberanista por fascículos Montilla a lo que hay que sumar a Pere Navarro alineado con Griñán ¿Las encuestas de intención de voto? En la misma línea: de sus actuales 20 escaños a una previsión de 16 (y bajando). ¡Vaya panorama el del PSC!

Por lo que a Euzkadi respecta, en Nafarroa (dónde la más optimista de las encuestas deja al PSN-PSOE con tan sólo 8 escaños... bajando y sin frenos) no abren la boca. Sería una magnífica oportunidad para sacar a la luz un mínimo raciocinio y desbancar a toda esa banda de "dietistas" imputados de UPN -apoyados por el Partido Popular- y para poder articular un Gobierno Foral de carácter progresista y social... o lo que sea menos dejarlo de nuevo en manos de la más rancia y comisionista derechona navarra.

En la CAV la película va por barrios. En Araba ya tuvieron su particular gresca entre su actual dirigente (Txarly Prieto) y otro que, legítimamente, pretendía moverle un poco la pata de la silla. En Gipuzkoa (dónde institucionalmente apoyan a Garitano y EH-Bildu y, entre otras cosas, la circunstancial marranada del "Puerta a Puerta") no hay contestación interna. Su dirigente regional (ex-miembro de las juventudes del Partido Nacionalista Vasco, EGI), Iñaki Arriola, para seguir siéndolo, obtuvo el 99.9% de los apoyos en un paripé de Congreso... de esos que los aficionados a la política denominamos "a la búlgara". Vamos, que todavía anda buscando al traidor. Eso sí, mientras tengan a Jesús Eguiguren haciendo documentales y mandando a sus hijas a recoger premios con las de Arnaldo Otegi, ni tan mal. No sea que le dé (de nuevo) por opinar... como Odón.

Bizkaia es otro Territorio Histórico dónde van de cabeza y empicado. El último fiasco electoral aún colea. En su capital y Villa, tras la espantada de Oleaga son prácticamente invisibles y sin un definido liderazgo. En el conjunto del Herrialde la situación es análoga y no parece tener visos de cierta recuperación. El efecto "Hommer" sigue pasando factura. Eso de gobernar con el apoyo de uno al que le despiden con rancheras no debió caer muy bien que se diga entre la propia masa electoral socialista.

Grandes zonas con una antaña hegemonía socialista como lo fue la Margen Izquierda del Nervión o la Zona Minera han pasado a manos jelkides. Un par de grandes feudos del socialismo bizkaino como lo fueron Barakaldo o Portugalete aún siguen siendo regidos por el PSE pero los datos son concluyentes a tenor de las estimaciones de voto. Sin ir más lejos, la última medición electoral en Barakaldo (la más real... las urnas) nos muestra como el Partido Nacionalista Vasco aventajó por 128 votos a los socialistas. Algo impensable hace tan sólo tres años y algo que, razonablemente, suena a que pueda haber una nueva alcaldesa en esa Anteiglesia fabril. Personalmente, hasta creo que el amigo Tontxu (con su sobresaltada relación con el PP) ya ha tirado la toalla.

Otro dato significativo lo encontramos en el citado segundo reducto de los socialistas bizkainos: Portugalete. Tampoco nadie podría imaginar hace esos tres años que un regidor o regidora nacionalista pudiera hacerse con las riendas de la Villa Jarrillera. Los datos vuelven a ser tozudos: 315 votos separan a jelkides de socialistas cuando los de Mikel Torres llegaron a distanciarse de forma ventajosa por miles en aquéllos tiempos de Pradas y Cabieces. A partir de ahí, y mientras siga Totorika, siempre les puede quedar Ermua. O no.

Concluyendo. Con esa amalgama desorganizada de Califatos locales, regionales, autonómicos, forales o no forales... vamos a tener que desagradecer a Rubalcaba y a los que le están echando el aliento de cerca que tengamos que padecer PP para rato.

Con la que tenemos encima, con la que está cayendo, lo único que deseo es que asuman un debido compromiso. Puede que hasta socialmente demandado. Que arrimen el hombro. Que, responsablemente, faciliten la gobernabilidad de la Instituciones. Quizás en esto, y sólo en esto, no tenga otro remedio que tener que dar la razón al mismísimo Ramón Jáuregui.