También en El Rincón del Protestón,un Blog de DEIA: http://blogs.deia.com/rincondelproteston/
Ongi Etorri - Bienvenue - Bienvenido - Welcome - Benvingut - Benvido -Benveniu - Benvenuto - Willkommen - Boa Vinda - Yookoso - Karibu - الصحة - Bine ai Venit - Bem Vindo - Välkommen - Velkommen - Irashai - Добро - пожаловать - Welkom - Välkommen - רוך הבא/ ברוכה הבאה/ ברוכים הבאים - Καλώς ήρθες - Vítejte - Dobrodošli - Fáilte, Tá fáilte romhat - स्वागत - خوش آمدی! / خوش آمدید! - Deuit mad deoc'h - Wolkom - Ласкаво просимо - ยินดีต้อนรับ - Kaj Bonvenon Ankaŭ - Fiţi bineveniţi - Witaj - Tervetuloa.

sábado, 12 de mayo de 2012

El rey tiene que elegir: O Corinna o corona.


Hartos del desgaste añadido que les supone la vida privada del monarca, en el Gobierno piden que Juan Carlos elija. Así lo asevera "El Infiltrado" en elplural.com. Están a punto de celebrarse las bodas de oro de la ‘pareja real’. En concreto, Juan Carlos y Sofía se casaron el 14 de mayo de 1962. En Zarzuela han comunicado que no se va a organizar ningún acto especial con motivo de la conmemoración.

La disculpa oficiosa es que la situación del país no permite andarse con este tipo de celebraciones. Los menos monárquicos, dado lo que se ha filtrado sobre el estado de las relaciones que existen entre rey y reina, hablarían directamente de ‘hipocresía’ caso de producirse cualquier tipo de celebración en ese sentido. Un motivo más, en cualquier caso, para volver a hablar de la ‘vida privada’ del monarca, que no deja de ser motivo de comentarios en la prensa y en la calle. Un runrún que ha provocado un evidente desgaste a la institución… Y de paso, al Gobierno, que al final tiene que gestionar la información de la casa real.

Lo sucedido en Botsuana, la caza y la aparición, definitivamente, pública de Corinna zu Sayn-Wittgenstein; la creciente distancia entre la reina y el rey, que se puso de manifiesto en la negativa de Sofía de regresar de Grecia tras la operación de cadera urgente del rey y su primera visita exprés a la clínica, en la que ni siquiera entró a ver a su esposo, sino que se limitó a hablar con los médicos; más el añadido permanente del ‘caso Urdangarín’, mantienen la institución de la Jefatura del Estado bajo un continuo desgaste.

La situación, según le dicen a El Infiltrado, ha creado un creciente malestar en el Gobierno que se ha concretado en una frase que circula entre los ministros: ‘el rey tiene que decidir: o Corinna, o corona”. Una frase muy redonda que miembros del Ejecutivo repiten en otros círculos, pero que eso sí, no nos han sabido concretar, si Mariano Rajoy ha sido capaz de plantearle directamente al propio Juan Carlos en sus reuniones semanales.