También en El Rincón del Protestón,un Blog de DEIA: http://blogs.deia.com/rincondelproteston/
Ongi Etorri - Bienvenue - Bienvenido - Welcome - Benvingut - Benvido -Benveniu - Benvenuto - Willkommen - Boa Vinda - Yookoso - Karibu - الصحة - Bine ai Venit - Bem Vindo - Välkommen - Velkommen - Irashai - Добро - пожаловать - Welkom - Välkommen - רוך הבא/ ברוכה הבאה/ ברוכים הבאים - Καλώς ήρθες - Vítejte - Dobrodošli - Fáilte, Tá fáilte romhat - स्वागत - خوش آمدی! / خوش آمدید! - Deuit mad deoc'h - Wolkom - Ласкаво просимо - ยินดีต้อนรับ - Kaj Bonvenon Ankaŭ - Fiţi bineveniţi - Witaj - Tervetuloa.

lunes, 8 de febrero de 2010

UN COMENTARIO, EN PARTE, DISTÍNTO SOBRE LA SEÑORA IGLESIAS.

Víctor Celso me envía estas líneas que, previa autorización, las voy a convertir en entrada o post. Y ello, fundamentalmente, por resultar un comentario razonado (en la línea de lo que comenta o escribe Víctor en su Blog http://vccamacho.blogspot.com/). Ahí va:

"Iñigo, Quizás hoy no estés de acuerdo conmigo en lo que voy a decir, me he pensado mucho en enviarte este mail, puesto que de enviarlo, podría ser considerado por ti de la misma manera que consideras a María Antonia Iglesias y ser considerado así por ti es algo que me afectaría, pero sentía la necesidad de enviarlo porque no quiero actuar hipócritamente engañándome a mí mismo.

Tu comentario es tan brillante como los que sueles realizar y tu sentido de la lógica absolutamente encomiable. Pero tu disertación es la conclusión extraída a partir de unos axiomas que tomas como verdaderos a priori. Partiendo de esos axiomas, como dije, tu razonamiento es absolutamente lógico y por tanto su conclusión. Pero hay que saber si verdaderamente esos axiomas tomados como verdaderos, lo son.

Todos sabemos lo parcial que es la Señora Iglesias y todos sabemos que gran parte de sus discursos los realiza al servicio del PSOE, de eso no hay duda. Es una defensora casi a ultranza de ZP. Pero el NO a la “cadena perpetua” ha sido una máxima para María Antonia Iglesias desde siempre. Cierto es que debiera haber actuado con más mesura y por supuesto no diciendo que el padre de Mariluz Cortés había sido desleal a Zapatero.

Pero cuando María Antonia habla de “padres espectáculos” lo dice por el sentido mediático que cobran dichos hechos, en este caso los asesinatos, en los medios de comunicación, los cuales buscan el morbo para su enriquecimiento, importándoles sólo la brutalidad del hecho por la capacidad que éstos tienen para aumentar la audiencia. Y crean, como hecho colateral, que masas de borregos sin pensamiento propio, alentados por estos medios, se echen a la calle, cual masa medieval viendo como quemaban a los herejes públicamente en una plaza, pidiendo la cadena perpetua al calor de los acontecimientos. Por lo tanto, no es el “padre espectáculo” el culpable de serlo, ni siquiera lo pretende, sino los medios de comunicación son quienes le convierten en “padre espectáculo” para aumentar la audiencia.

Es muy difícil decir lo que dijo María Antonia Iglesias, porque no es un discurso nada popular ni un discurso que termine en el fácil aplauso como los demagógicos discursos de Ramoncín, los cuales siempre acababan en aplauso. El discurso de María Antonia Iglesias sólo podía emitirlo alguien con una absoluta valentía, porque la persona que lo emite es consciente de que va a ser criticada severamente.

La cadena perpetua que pide esta gente es la de las películas, es decir, es la cadena perpetua que todos tenemos en mente cuando pronunciamos esa palabra, esto es, la de un reo que debe estar absolutamente toda la vida en prisión hasta que muere de anciano, sin haber tenido la posibilidad de reinserción. Muchos de éstos se ayudan diciendo que en algunos países europeos existe la cadena perpetua y que no hay razón para que no exista en España. Pero quienes dicen esto no saben que las cadenas perpetuas de Italia, Alemania, Francia o Reino Unido, son revisables, no superando nunca los 40 años. Por lo tanto, se denominan “cadenas perpetuas” pero no lo son, es decir, no es el concepto de cadena perpetua que esta masa enfurecida al calor de los hechos pide.

La constitución Española es revisable y por supuesto es una constitución con la que no estoy de acuerdo en muchos puntos, pero hay ciertos artículos con los que sí, uno de ellos es éste: Artículo 25. Las penas privativas de libertad y las medidas de seguridad estarán orientadas hacia la reeducación y reinserción social y no podrán consistir en trabajos forzados. El condenado a pena de prisión que estuviere cumpliendo la misma gozará de los derechos fundamentales de este Capítulo, a excepción de los que se vean expresamente limitados por el contenido del fallo condenatorio, el sentido de la pena y la Ley penitenciaria. En todo caso, tendrá derecho a un trabajo remunerado y a los beneficios correspondientes de la Seguridad Social, así como al acceso a la cultura y al desarrollo integral de su personalidad.

Siento no haber estado esta vez de acuerdo contigo y me preocupa lo que puedas pensar de mí a partir de ahora, pero no quiero engañarme a mí mismo. Un abrazo. Víctor Celso".

A lo que no me cabe otra cosa que reiterar que a nadie le debe preocupar lo que opine quién lo opine, máxime cuando se escribe de una forma lógica y razonada. Y ésto, piense lo que piense el que lo quiera pensar. Faltaría más que todo el mundo estuviese de acuerdo conmigo (que sería la forma más sencilla de instalarme en una especie de oráculo). Para nada. No va conmigo. Acepto todo tipo de opiniones y, sobre el particular, cualquiera puede decir que soy un tertuliano muy trillado, respetuoso y educado... aún lo sería con la ínclita Maria Antonia Iglesias (aunque reconozco haber utilizado algún adjetivo que puede no haber sido del todo acertado o, mejor dicho, a todas luces desacertado).

2 comentarios:

V.Celso dijo...

Me gustaría matizar algo. Mi preocupación, por lo que pudiera pensar el autor de este blog acerca de mí tras mi disertación, no está enfocada a mi disentimiento respecto a dicho autor, puesto que no tengo reparo en mostrar mi oposición. Mi preocupación es referida a que si el autor de este blog considera a María Antonia Iglesias como una persona que balbucea gilipolleces, que se comporta de una manera manifiestamente impresentable y que es un esperpento por no estar de acuerdo con la cadena perpetua, de la misma manera me lo puede considerar a mí, y eso es lo preocupante.

Iñigo Landa Larrazabal dijo...

YA HE RECONOCIDO EL ELEVADO TONO EN ALGÚN EPÍTETO O EN ALGÚN CALIFICATIVO. YO TAMPOCO ESTOY DE ACUERDO CON LA CADENA PERPETUA.

AHORA BIEN, METERESE CON UN POBRE HOMBRE HUMILLÁNDOLE Y LÁMÁNDOLE "PADRE ESPECTÁCULO", ES COMPORTARSE DE UNA FORMA IMPRESENTABLE, BALBUCEAR Y, DERIVADO DE ELLO, PARECER UN ESPERPENTO.

POR AHÍ IBA EL FONDO DEL ARTÍCULO, NO POR LA POSTURA DE IGLESIAS, SINO CÓMO LO DIJO, A QUIÉN LO DIJO Y QUE LLAMÓ A ESOS POBRES PADRES.