También en El Rincón del Protestón,un Blog de DEIA: http://blogs.deia.com/rincondelproteston/
Ongi Etorri - Bienvenue - Bienvenido - Welcome - Benvingut - Benvido -Benveniu - Benvenuto - Willkommen - Boa Vinda - Yookoso - Karibu - الصحة - Bine ai Venit - Bem Vindo - Välkommen - Velkommen - Irashai - Добро - пожаловать - Welkom - Välkommen - רוך הבא/ ברוכה הבאה/ ברוכים הבאים - Καλώς ήρθες - Vítejte - Dobrodošli - Fáilte, Tá fáilte romhat - स्वागत - خوش آمدی! / خوش آمدید! - Deuit mad deoc'h - Wolkom - Ласкаво просимо - ยินดีต้อนรับ - Kaj Bonvenon Ankaŭ - Fiţi bineveniţi - Witaj - Tervetuloa.

lunes, 19 de enero de 2015

Juan José Pujana: “El Árbol de Gernika ya tiene sustituto, existe y está plantado detrás del actual”.

Se acaba de anunciar que un nuevo retoño florecerá en Gernika en primavera, pero Juan José Pujana defiende la legitimidad del que está plantado allí. Aitziber Atxutegi le hace una interesante entrevista en DEIA.

Las claves:

“El que ahora se ha secado es una anomalía; no ha sido el Árbol de Gernika y eso se lo niego a cualquiera”

“La plantación del retoño heredero se hizo en 1979 detrás del templete, como era costumbre hacerlo”

“La elección de ahora es espuria, a no ser que talen el anterior, que es el que tiene la legitimidad”


Él mismo estuvo presente, como miembro del Consejo Vasco de Euskadi, en el acto en el que, en 1979, se plantó en la trasera de la tribuna juradera el retoño del Árbol de Gernika. Por eso, el primer presidente del Parlamento Vasco, Juan José Pujana, defiende su legitimidad como verdadero heredero, siguiendo una tradición que siempre se ha mantenido. “Traer un retoño de Arratia es una elección espuria”, advierte.

Acabamos de conocer que el Árbol de Gernika no ha podido sobrevivir el invierno.

-Es una pena. Pero, ¿sabe qué? Estoy asombrado de que nadie haya salido a explicar que el heredero legítimo del Árbol de Gernika es el que está plantado detrás del templete.

¿Cómo es eso?

-Ante el mal estado que tenía el árbol anterior, el 2 de febrero de 1979, se hizo una plantación oficial del retoño heredero detrás de la tribuna juradera, como era costumbre hacerlo. Hay un acta que recoge el acontecimiento, donde se identifica el árbol que se planta y la función que iba a desempeñar. En las raíces se depositó una colección de monedas; los banderines de España, del País Vasco y el Señorío, junto a ejemplares de prensa de ese día. Era un retoño del árbol foral, con el número 83 de los registros pertinentes, que procedía de una bellota del árbol de 1860 y que se secó en 2004. Fue plantada en los viveros de la Casa de Juntas el 3 de diciembre de 1960.

Así que el que ahora se ha secado...

-Es una anomalía, una cosa extraña respecto a la tradición que siempre se ha seguido. Ese no ha sido el Árbol de Gernika, eso se lo niego a cualquiera. El viejo Árbol de Gernika ya tiene su heredero y gozando de una salud de hierro, y es el que está detrás. Y hay actas y documentos que así lo certifican. Quiero que las cosas se aclaren y que la opinión pública sepa la verdad.

¿Así que ni siquiera el que se ha secado ahora era el heredero?

-Evidentemente; yo me quedé obnubilado, no tenía ningún sentido. Ha pretendido suplantar al legítimo. ¿Ahora dicen que se ha muerto el heredero? Si no lo es, el heredero está trasplantado desde el año 79.

¿Estuvo usted ese día allí?

-Sí, como consejero del Consejo General Vasco. Presidieron el acto el presidente de la Diputación, Francisco Amorrortu; el alcalde de Gernika, Gervasio de Gezuraga, y el presidente del Consejo General Vasco, Ramón Rubial. Yo guardo el acta de ese día, en un folio timbrado de la Diputación, y una moneda conmemorativa que se acuñó, de 240 ejemplares. Yo tengo el número 65. Guardo una anécdota de ese día...

Cuente, cuente.

-Tanto Francisco Amorrortu como Ramón hicieron sus intervenciones solo en castellano. Rompiendo todo protocolo, tomé la palabra y lancé un discurso en euskera, haciendo constar que era una vergüenza que en ese acto, con tal significado, no se pronunciase una palabra en euskera. Aplaudieron todos.

Al parecer sí que se barajó la posibilidad de tomar ese retoño, pero se descartó porque ya está bien enraizado en su emplazamiento.

-¡Si es que no hay que sacarlo de allí! El sitio natural del Árbol de Gernika es la trasera del templete: cuando un árbol va a morir, sus herederos se plantan en la planta trasera, y cuando el de la parte trasera se pierde, se ponen delante. El Árbol de Gernika tiene sustituto, existe y está plantado detrás. Quiero que eso quede claro; la plantación fue un acto oficial. Es el único heredero y de ahí saldrán los siguientes.

Una costumbre que se ha perdido.

-Los robles no se mueren cada 15 días, normalmente tienen una vida muy larga. Es más; Nestor Basterretxea, al hacer el símbolo del Parlamento Vasco, tomó unos trozos del Árbol Viejo que está en los jardines y los introdujo dentro de la escultura. A simple vista se ven unos cuarterones más oscuros: son una especie de relicario, parte de aquel Árbol.

Pero, ¿no quedaría muy escondido?

-Se ve perfectamente. Además, el espacio forma una unidad, que está partida por el templete: delante hay un espacio y detrás otro.

¿Se debería retomar?

-No hay otro medio, porque hay una transmisión directa. Y ahora serán las bellotas del que está detrás del templete las que formen en un futuro los herederos y, en su día, se plantarán delante.

¿Por qué cree que se ha cambiado?

-No lo entiendo, no lo sé. Se lo he dicho a la presidenta de las Juntas Generales, al propio diputado general... Y no me han contestado nada.

Ya se ha elegido cuál será el próximo ejemplar, que es hermano del actual y está plantado en Arratia.

-Será una elección espuria. No vale, a no ser que talen el anterior, que es el que tiene la legitimidad. Y no es un capricho.

¿Confía en que se reconsidere la decisión?

-Evidentemente, no hay otra opción.

¿Se ha puesto en contacto con las Juntas Generales?

-No, pero estoy dispuesto a pelear porque hay un acta oficial de ese hecho histórico. Si queremos ser serios, esto no se puede saltar, no es una anécdota

¿De dónde viene esa pasión por el Árbol de Gernika?

-Es el símbolo de los símbolos de las libertades vascas. Y no solo de Bizkaia, sino de toda Euskal Herria. El Árbol de Gernika ha sido venerado en los siete herrialdes sin excepción. Es un símbolo importantísimo, el símbolo de la libertad vasca originaria, que no es concedida, sino propia.