También en El Rincón del Protestón,un Blog de DEIA: http://blogs.deia.com/rincondelproteston/
Ongi Etorri - Bienvenue - Bienvenido - Welcome - Benvingut - Benvido -Benveniu - Benvenuto - Willkommen - Boa Vinda - Yookoso - Karibu - الصحة - Bine ai Venit - Bem Vindo - Välkommen - Velkommen - Irashai - Добро - пожаловать - Welkom - Välkommen - רוך הבא/ ברוכה הבאה/ ברוכים הבאים - Καλώς ήρθες - Vítejte - Dobrodošli - Fáilte, Tá fáilte romhat - स्वागत - خوش آمدی! / خوش آمدید! - Deuit mad deoc'h - Wolkom - Ласкаво просимо - ยินดีต้อนรับ - Kaj Bonvenon Ankaŭ - Fiţi bineveniţi - Witaj - Tervetuloa.

miércoles, 2 de abril de 2014

Anacronismos de pandereta: El indulto (Artículo de Opinión en "vientodelnorte" de eldiarionorte.es/eldiario.es)

El "derecho de gracia", también conocido como indulto, es una renuncia al ejercicio del poder punitivo del Estado, fundada en razones de equidad, oportunidad o conveniencia pública, o, lo que es lo mismo, conveniencia política.

Desde un punto de vista jurídico, el indulto «es una medida de gracia, de carácter excepcional, consistente en la remisión total o parcial de las penas de los condenados por sentencia firme.

En el Estado español, no se me asusten, los otorga el Rey a propuesta del ministro de Justicia, previa deliberación del Consejo de Ministros. Conste que ese otorgamiento lo hace más como rey que como Jefe del Estado. Como suena, pero... ¿Suena un poco a medieval, no?

Pues es lo que hay ya que la Constitución española concede a alguien tan impuesto (por la "Gracia" de Dios o, como en el caso que nos ocupa, por la "gracia" de un militar golpista y genocida) el derecho de gracia, sometido a la ley, prohibiendo de ésta manera los indultos generales: Todo ello queda recogido en el artículos 62.I y en el 62 de la referida Constitución: Funciones del Rey.

Procede dejar claro que eso de los "indultos generales" es lo que conocemos como leyes de Amnistía por lo que, al ser individuales (como arbitrarios), se convierten en una especie de amnistía individual.

El "derecho de gracia", también conocido como indulto, es una renuncia al ejercicio del poder punitivo del Estado, fundada en razones de equidad, oportunidad o conveniencia pública, o, lo que es lo mismo, conveniencia política. Pueden indultarse las penas accesorias con exclusión de las principales y viceversa, a no ser que aquellas sean inseparables de éstas. La remisión de la pena principal implica, igualmente, la de las accesorias, a excepción de la inhabilitación para cargos públicos y derechos políticos, las cuales no se entenderán comprendidas, si de ellas no se hubiere hecho mención especial en la concesión.

El ministro Gallardón mintió al hablar de los indultos por corrupción y siguió mintiendo al matizar sus recientes declaraciones. Me explico: el Estado firma una Convención con Naciones Unidas en 2003 y, en ese texto, no cabe duda alguna sobre el concepto de las definiciones o supuestos entiendidos por corrupción. ¿Lo desconoce todo un ministro de Justicia? Lo dudo. En el mejor (o peor) quiero pensar que se trata de desinformación (aunque no sé qué es más grave ya que no puedo olvidar que el citado ministro es, además, fiscal en excedencia).

Pero es la del indulto una figura o institución que data del siglo XIX (1870) aunque fue corregida de una manera 'decorativa' a principios del actual siglo.

No se trata de echar toda la culpa a ese lobo disfrazado de oveja y yerno de Utrera Molina: El Gobierno socialista de Felipe González indultó en 1988 al general Alfonso Armada, uno de los perpetradores del intento golpista del 23-F. ¿Un guiño a la derecha?

En 1998 José María Aznar indulta a José Barrionuevo y Rafael Vera, políticos socialistas condenados por el caso GAL. Hablo de terrorismo de Estado. ¿Un recíproco guiño a la izquierda?

Lo de Aznar roza hasta lo constitucionalmente establecido ya que, en el año 2000, más de 1.300 condenados salen de prisión gracias a un indulto masivo aprobado con motivo del fin del milenio y del Jubileo. ¿El Jubileo?

Que yo sepa, la misma Constitución que juró cumplir y hacer cumplir Aznar expone que España es un Estado aconfesional (no confundir con laico) desde 1978. Pero no pasa nada. También es 'tradición' indultar a presos comunes en Semana Santa. O sea, que sepa mi panadera y el dueño del bar de debajo de mi casa que pueden encontrarse, de nuevo, con sus atracadores (condenados por robarles a punta de cuchillo o con una recortada) porque, por 'tradición', dichos reos han sido excarcelados el próximo Jueves Santo.

Desde un punto de vista del análisis político, imagino que hay que contentar al ultra-católico ministro de Interior, al jubilado Rouco Varela y, de paso, poner una tirita en los flancos de Vox y la extrema derecha tradicional que, por no tener algo más explícito, también votaban al PP.

Tampoco se libra, otro presidente de un Gobierno socialista, José Luis Rodríguez Zapatero, quien indultó al banquero Alfredo Sáenz Abad, número dos del Banco Santander, e intentó sin éxito eliminar sus antecedentes penales. Esto ocurrió durante el tiempo de traspaso de poderes después de que el PSOE perdiera las elecciones generales de 2011.

Mariano Rajoy, de la mano de uno de los mayores 'timos políticos' que mantiene en su Gobierno, lleva el mismo camino. ¿Dónde está Garzón? ¿Dónde está Elpidio Silva? ¿Dónde van a acabar Ruz, Pedraz y Bermúdez?

Pero, si cabe, lo vergonzoso es plantearse si Blesa va a acabar en la calle o internado. Yo apuesto por la A como lo aposté por Gao Ping, amigo personal del monarca y de su corrupto entorno.

Así las cosas, la mayoría de los beneficiados de los anacrónicos indultos del Gobierno de Mariano Rajoy -que se inicia a finales de 2011- son traficantes de drogas, aunque el caso más mediático fue el indulto a un conductor temerario que acabó con la vida de una persona al conducir en sentido contrario por una autopista. Este indulto fue anulado por el Tribunal Supremo.

El Gobierno de Rajoy también ha indultado a agentes de policía condenados por agresiones y torturas.

Por todo ello, el hartazgo social viene a traducirse en que, si bien el indulto es una medida de gracia mediante el cual el Gobierno excluye de cumplir la pena (aunque no la sentencia ni los antecedentes) a un condenado por razones humanitarias, rehabilitación, etc., su uso pasa a ser controvertido.

Ello, por haber sido descaradamente utilizado por los diferentes gobiernos del PSOE y del PP para anular las decisiones de la justicia contrarias a miembros del partido en el gobierno de turno, de los intereses directos o indirectos de dicho partido o Gobierno, del contrario en la bipartidista Oposición, o de personas cercanas a unos u otros.

Favor con favor se paga. Salvo por 'otro pequeño problemilla': Que ya no cuela. Solo hay que echar un ojo al BOE en aleatorias y distintas fechas desde (solo) hace 15 años:

1995: El Gobierno indulta al ex alcalde comunista de IU condenado por prevaricación: Carlos Penit y Antonio García Ontaneda. Alberto Ruiz Gallardón manifestó entonces que su Grupo estaba «en discrepancia intelectual y jurídica del indulto»

1998: Indulto parcial a los condenados por el caso GAL. El fiscal se opone al indulto de Vera y Barrionuevo. No hablo de dos celadores de Instituciones Penitenciarias. Estoy hablando de un secretario de Estado y de un ministro de Interior, respectivamente.

2000: El pleno del Consejo del Poder Judicial tendrá que decidir la situación, tras su indulto, de Javier Gómez de Liaño.

Tres de los condenados por el 'caso Filesa' resultan beneficiados por el indulto del Gobierno: Carlos Navarro (ex diputado socialista), Luis Oliveró y Alberto Flores.

Pasamos 11 años en el tiempo (De otra manera, sería interminable).

2011: El Gobierno indulta a Alfredo Sáenz lo que le permitirá volver al Banco de Santander.

El Supremo archiva la querella contra Zapatero y Caamaño por el indulto al citado Sáenz que, según dice el Tribunal Supremo, se trata de "una clara extralimitación".

Ese mismo año el Gobierno indulta a Miguel Ángel Calama, ex-director general de Caja Rural de Ciudad Real. También indulta a los dos directivos de Ebro Azucarera condenados por fraude.

2012: El Gobierno indulta en cuatro meses a 11 condenados de ‘cuello blanco’. Todos esos indultos se realizan entre el 17 de febrero y el 29 de junio y todos ellos sujetos a penas de prisión. De esos 11 indultados, 6 del PSOE, 4 del PP y 2de CiU. Todos sentenciados por corrupción.

Otros tres fueron condenados en 2010 por vender permisos falsos a inmigrantes.

Y otros cuatro beneficiarios del perdón gubernamental fueron un ex-alcalde y tres ex-concejales del PP de Valle de Abdalajís (Málaga). El Gobierno indulta a un alcalde del PP condenado por prevaricación urbanística, Tomás Gómez Arrabal, y a sus ediles Antonio Pérez Postigo, Fermín Muñoz Armero y María Teresa Mesa Pernia.

Rajoy ‘el piadoso’ sigue indultando a petición de Gallardón a condenados por corrupción. Suma y sigue. 2012 es un buen año "indultador". El Gobierno indulta a cinco Mossos condenados por torturas. Cuatro de ellos irán a prisión condenados por torturas. La Audiencia dice que hay razones de «repulsa y alarma social» para cumplir la pena, aunque la misma no exceda de dos años". Los Mossos condenados por torturas a un detenido en Barcelona piden un segundo indulto para eludir la prisión. El entonces consejero de Interior catalán, Felip Puig, dijo pretender que se sustituyese la pena de prisión por una multa, para que los Agentes puedan eludir el encarcelamiento. Si finalmente entrasen en prisión, sería la primera vez para un Agente de la Policía catalana. Volvemos al favor político (en éste caso, periférico).

De esta manera, el Gobierno concede un segundo indulto a esos cuatro Mosssos condenados por torturas. El Consejo de Ministros conmuta la pena por una multa de 10 euros al día durante dos años. Al tiempo, 200 jueces firman en contra del indulto a los Mossos condenados por torturas mediante un Documento: "Contra el indulto como fraude en defensa de la independencia judicial y de la dignidad". Según el mismo, "La decisión del Gobierno es impropia de un sistema democrático de derecho, ilegítima y éticamente inasumible". Más explícitos no pueden ser ese par de centenares de profesionales de la Judicatura.

Pero la cosa sigue en 2012: El Gobierno indulta a los 2 oficiales condenados en el caso Yak-42: José Ramírez (comandante) y Miguel Sáez (capitán). Las mentiras de Federico Trillo y su camarilla de generales conllevaban éste tipo de medida. Obviamente Los familiares del Yak-42, se mostraron "furiosos" por los indultos pero de nada les sirvió.

También en ese año (lo que demuestra la mentira de corto recorrido de Gallardón) el Gobierno salva de la cárcel a un ex alto cargo de Unió y a un empresario: Josep Maria Servitje (ex secretario general del Departamento de Trabajo de la Generalitat) y Víctor Manuel Lorenzo Acuña (empresario). Gallardón justifica por razones humanitarias los indultos a esos dos condenados por corrupción de UDC.

Por redondearlo, Justicia indulta a otro ex alto cargo de la Generalitat, condenado por prevaricación y malversación. El partido mayoritario en la Oposición (junto con otros) ven indignantes dichos indultos e, incluso, llegan a sospechar de una suerte de pacto entre CiU y el PP. Curiosamente, unos años antes, el PP veía lo mismo referido a un pacto entre CiU y el PSOE cuando éste último gobernaba.

Mientras la Policía se empleaba a fondo en el 25-S, el Gobierno indulta al cerebro de una red de fraude de IVA: Miguel Escudero Arias-Dávila.

2013: El Supremo anula el polémico indulto a un kamikaze que mató a un conductor y tendrá que volver a la cárcel. Pero siguen a la carga, por lo que, ya de una vez, indultado el conductor kamikaze (condenado a 13 años de prisión) de nada sirve la indignación y denuncia pública por parte de la hermana de la víctima fallecida.

Hasta el sieniestro ministro responsable del lanzamiento de pelotas de goma y botes de humo a exhaustos naúfragos en el Estrecho llega a "adviertir" a Justicia de que hay que estar “más atentos” con los indultos. Al tiempo que el PP rechazaba que Gallardón explicase en el Congreso el indulto al citado kamikaze.

¿Sigo? Más que nada lo digo porque el actual Gobierno tiene encima de la mesa de su Consejo lo de Blesa, lo de Jaume Matas, lo de los integrantes de la "Trama Gürtel" y, por si fuera poco, el del ex-presidente del Sevilla, Del Nido. Si me apuran, lo de "Pantoja", Julián Muñoz "Cachuli" y, ya, por pedir, lo de Ortega Cano.