También en El Rincón del Protestón,un Blog de DEIA: http://blogs.deia.com/rincondelproteston/
Ongi Etorri - Bienvenue - Bienvenido - Welcome - Benvingut - Benvido -Benveniu - Benvenuto - Willkommen - Boa Vinda - Yookoso - Karibu - الصحة - Bine ai Venit - Bem Vindo - Välkommen - Velkommen - Irashai - Добро - пожаловать - Welkom - Välkommen - רוך הבא/ ברוכה הבאה/ ברוכים הבאים - Καλώς ήρθες - Vítejte - Dobrodošli - Fáilte, Tá fáilte romhat - स्वागत - خوش آمدی! / خوش آمدید! - Deuit mad deoc'h - Wolkom - Ласкаво просимо - ยินดีต้อนรับ - Kaj Bonvenon Ankaŭ - Fiţi bineveniţi - Witaj - Tervetuloa.

viernes, 17 de enero de 2014

Un secreto que conocen periodistas, escritores, políticos y actores: ¿Quién mató a Sandra Mozarowski? El extraño suicidio de la amiga del rey.

Nos cuenta Un Espía en el Congreso como Andrew Morton la cita en su libro “Ladies of Spain”, Pablo Blas le dedicó otro titulado “Escrito en un libro”, Sánchez Dragó se hizo eco del asunto: ¿Quien mató a Sandra Mozarowski? La joven actriz de 18 años, hija de un diplomático ruso, trabajaba en un género cinematográfico que explotó a la muerte de Franco: el destape”. Pero con una carrera fulgurante, se quedó embarazada y murió al caer desde el balcón de su casa, en la calle Barquillo (Madrid).

Amiga del rey Juan Carlos cuando este tenía 39 años, simultaneaba su carrera de actriz con su trabajo en un “club” de alterne cuyo socio era el también actor Paco Martínez Soria, situado en la madrileña calle Oriente. El local se convirtió en semillero de actrices dispuestas al desnudo, prohibido durante cuatro décadas. Numerosos periodistas, actores, actrices y escritores conocen el caso de Sandra Mozarowski, del que incluso su hermano duda que fuera un suicidio.

La noticia, vista en las hemerotecas de la época, no ofrece dudas: Sandra se “cayó” desde su terraza. Vista 36 años después, las sombras se acrecientan. Andrew Morton, autor del libro sobre las mujeres del rey Juan Carlos, la menciona: “En Toledo, la reina le sorprendería en compañía de Sara Montiel, aunque la actriz nunca lo ha reconocido. No era la única. Raffaella Carrá, Nadiuska, Sandra Mozarowski y Bárbara Rey, que grabó sus conversaciones con el rey. Según el historiador Amadeo Martínez Inglés, Bárbara estuvo cobrando dinero del Gobierno hasta 1996, cuando Aznar ordenó suspender los pagos. Durante los 80 al rey le gustaba desaparecer en compañía de la decoradora Marta Gayá”.

Su caso lo reveló antes el escritor Pablo Blas, que con el pseudónimo de “Tom Farrell”, publicó en la editorial Séneca “Escrito en un libro”, donde desarrolla su caso, y que su editor define como “un libro muy peligroso”. Años después, la periodista Consuelo García del Cid contaría la historia de la actriz y algo más tarde desvelaría el nombre del escritor español que afloró la historia de “la Ornella Muti española” . El también literato Fernando Sánchez Dragó también tuvo acceso a este libro y lo comentó en una de sus columnas. “Tuve miedo de que me mataran”, declararía finalmente el autor para justificar su anonimato y la ausencia de promoción que tuvo el libro, que ya no oculta.

Otro periodista, Javier Bleda, menciona el asunto en el libro “Mario Conde, la reclusión del éxito”, donde deja entrever que el caso es conocido tanto entre las élites como en las cañerías de la política, citando expresamente a Julián Sancristóbal, Narcís Serra y Mario Conde. Cuando lo entrevistaron, señaló que en su tiempo, otros periodistas del diario “El Alcazar” descubrieron el asunto pero la noticia “fue censurada desde las altas instancias para impedir su publicación”. También los periodistas Xavier Arias y Jesús Bernal recuperaron la filmografía de la actriz fallecida. Y una web llamada Crónicas Borbónicas fue clausurada, aunque su contenido ha sido recuperado por otro bloguero que recupera aquella crónica que comienza con un alegato: “Aclarad la muerte de Sandra Mozarowsky”.

Más testimonios: un bloguero que también investigó la historia con mucho detalle menciona al actor Jorge Rivero, afincado en EE.UU, y al español Pepe Sancho: “Me rebelo contra quienes piensan –o intentan hacer pensar y suponer- que ella intentó quitarse la vida”. Y menciona a su hermano León Mozarowski, “Lev para los amigos, que se ha desmarcado, confidencialmente eso sí, del silencio del que hace gala su familia”.

¿Dejó el rey embarazada a Sandra Mozarowsky? Unas extrañas y extemporáneas declaraciones de la actriz en contra del aborto, anunciando que se iba a Londres a vivir y el contacto con una revista italiana rodean este misterioso asunto que nadie en España ha investigado a fondo pero que se comenta en voz baja en los ociosos corrillos del Congreso de los Diputados, mientras sus señorías adormecen de indolencia.