También en El Rincón del Protestón,un Blog de DEIA: http://blogs.deia.com/rincondelproteston/
Ongi Etorri - Bienvenue - Bienvenido - Welcome - Benvingut - Benvido -Benveniu - Benvenuto - Willkommen - Boa Vinda - Yookoso - Karibu - الصحة - Bine ai Venit - Bem Vindo - Välkommen - Velkommen - Irashai - Добро - пожаловать - Welkom - Välkommen - רוך הבא/ ברוכה הבאה/ ברוכים הבאים - Καλώς ήρθες - Vítejte - Dobrodošli - Fáilte, Tá fáilte romhat - स्वागत - خوش آمدی! / خوش آمدید! - Deuit mad deoc'h - Wolkom - Ласкаво просимо - ยินดีต้อนรับ - Kaj Bonvenon Ankaŭ - Fiţi bineveniţi - Witaj - Tervetuloa.

lunes, 1 de abril de 2013

Trescientos años sufriendo a los Borbones (Por José Enrique Centén Martín).

Lleva España con esta dinastía que se ha caracterizado por su despotismo, golpes de Estado y corruptelas. Se inicia con Felipe V, para conseguir el trono entrega Gibraltar y Menorca a Inglaterra, y los fueros a las Provincias Vascongadas, Navarra y Valle de Arán, borbón nacido en Versalles su mira es la corona francesa, para ello abdica en su hijo Luis I por si fallecía Luis XV de Francia, pero a los siete meses muere su hijo y de nuevo toma el poder, al perder el derecho de sucesión en Francia.

Le sucede Fernando VI “el demente”, sin comentarios, muere sin descendencia.

Llega al poder el tercer hijo de Felipe V, Carlos III, el clero y la nobleza le tuvo a raya, suyos son el actual himno y el pendón guerrero como bandera que ahora tenemos de enseña.

Le sucede Carlos IV “el cazador y coleccionista de relojes”, deja el gobierno en manos de Godoy, es destronado por su hijo Fernando VII “el felón”, el más abyecto y vil de todos los borbones, denuncia a sus colaboradores y los destierra posteriormente, fue uno de los reyes con menos escrúpulos, vengativo y traicionero que existió. Su política se orientó en buena medida a su propia supervivencia, derogando la Constitución de Cádiz y persiguiendo a los liberales. Tras seis años de guerra, el país y la Hacienda estaban devastados. La última fase de su reinado, la llamada Década Ominosa, se caracterizó por una feroz represión de los entonces liberales, acompañada de una política absolutista sin moderación gracias a los Cien Mil hijos de San Luis.

Le sucede su hija Isabel II, reina promiscua, casada con su primo hermano Francisco de Asís y Borbón, “la paquita”, homosexual que sufría hipospadía, aun así tuvo 12 hijos de…, fallecidos a temprana edad. Se construye el mito sobre la reina ninfómana, tenía en la Quinta de Vista Alegre (calle General Ricardos nº 177-179, Carabanchel-Madrid), baños con grifos en forma de falo para sus correrías sexuales. El periodo isabelino tuvo 55 gobiernos diferentes, fue destronada al grito de ¡Abajo los Borbones!, ¡Viva España con honra!, clamas populares de la triunfante y “Gloriosa” revolución de septiembre de 1868, toda la familia borbónica se vio forzada al exilio. Se promulgó de libertad de asociación y de imprenta, el sufragio universal, iniciándose el conflicto con la iglesia por la libertad de cultos y la derogación del fuero eclesiástico por la monarquía democrática de Amadeo de Saboya 1871-1873, este abdica y se proclama la 1ª República 1873-1874, teniendo en contra a los carlistas, alfonsinos, ejército y la iglesia.

2ª Restauración con los alfonsinos apoyados por la Iglesia, aristocracia y ejército que toman el poder con Alfonso XII hijo de Isabel II y del capitán de ingenieros Enrique Puigmoltó, su reinado fue un periodo de prácticas electorales fraudulentas, los dos grandes partidos dinásticos de notables, el Partido Liberal-Conservador y el Partido Liberal-Fusionista se turnarían durante casi medio siglo en el gobierno, Alfonso muere tuberculoso.

Asume la regencia su segunda mujer María Cristina de Habsburgo-Lorena, y para lograr el reconocimiento de la monarquía en su hijo, cede las Islas Salomón -Micronesia-, por un precio testimonial a la potencia emergente que entonces era la Alemania de Bismark. Alfonso León Fernando María Jaime Isidro Pascual Antonio de Borbón y Habsburgo-Lorena, asume el poder como Alfonso XIII, un reinado salpicado de corrupciones, implicado él mismo en el expediente Picasso, condujo al establecimiento de la dictadura con el golpe de estado de Primo de Rivera, Capitán General de Cataluña, el 13 de septiembre de 1923, contando con el apoyo del empresariado catalán (interesado en acabar con el peligro de las sublevaciones obreras).

Al comenzar la Guerra Civil Española, apoyó fervientemente al bando sublevado, afirmando ser un «falangista de primera hora», donando un millón de pesetas a la causa franquista, escribió a Franco expresando su preocupación por la poca prioridad que se daba a la restauración de la monarquía; Franco dejó claro que el rey difícilmente llegaría a desempeñar un papel en el futuro, en vista de sus errores pasados. Al acabar la guerra y no restaurarse la monarquía declaró: «Elegí a Franco cuando no era nadie. Él me ha traicionado y engañado a cada paso».

1975, 3ª Restauración Borbónica por mandato del dictador, sube al trono Juan Carlos I, con el paso de los años florecen noticias y rumores de su vida y entorno familiar, también claros oscuros, rumores que con el tiempo toman o tomarán verosimilitud: el 23F, inversiones en negocios (Repsol, Fondo Hispanosaudí, AVE a la Meca, etc.), se dicen de interés para España, pero son privados de interés y beneficio exclusivo de los propietarios de esas empresas que por lo general no son públicas y en cuyo capital participan importantes fondos y accionistas ajenos a España, hay pagos en especie, cacerías, el caso Nóos…, y de nuevo Alemania con una supuesta princesa y una canciller a quien rendir honores, ¿volvemos al principio?

Los privilegios borbónicos siguen intactos y la honorabilidad igualmente dudosa. Y ahora ciertos partidos y políticos claman por la abdicación en favor de su hijo el futuro Felipe VI a modo de nueva transición, será un parche más, porque a la vuelta de unos años los borbones tenderán a lo mismo, corrupción y favoritismo.

La solución es la proclamación de la Tercera República y acabar con el bipartidismo con otra forma de gobierno, “El Estado Participativo”.