También en El Rincón del Protestón,un Blog de DEIA: http://blogs.deia.com/rincondelproteston/
Ongi Etorri - Bienvenue - Bienvenido - Welcome - Benvingut - Benvido -Benveniu - Benvenuto - Willkommen - Boa Vinda - Yookoso - Karibu - الصحة - Bine ai Venit - Bem Vindo - Välkommen - Velkommen - Irashai - Добро - пожаловать - Welkom - Välkommen - רוך הבא/ ברוכה הבאה/ ברוכים הבאים - Καλώς ήρθες - Vítejte - Dobrodošli - Fáilte, Tá fáilte romhat - स्वागत - خوش آمدی! / خوش آمدید! - Deuit mad deoc'h - Wolkom - Ласкаво просимо - ยินดีต้อนรับ - Kaj Bonvenon Ankaŭ - Fiţi bineveniţi - Witaj - Tervetuloa.

sábado, 14 de julio de 2012

Andreíta.

Andrea Fabra, diputada del Partido Popular (PP) por la provincia de Castellón se ha convertido en una nueva celebridad y no precisamente para bien suyo. Su grito de "¡Qué se jodan!" lanzado tras los recortes de Mariano Rajoy a la prestación por desempleo le han granjeado la animadversión de la mayor parte de la ciudadanía.

Es el último paso de una carrera política siempre a la sombra de su padre, el ex presidente de la diputación de Castellón Carlos Fabra, y con no pocas polémicas vinculadas precisamente a su progenitor. Sobra recordar que su "papá" está imputado en cinco causas. Éste tipo de caciques locales (tanto él como su familia han permanecido en la Diputación de Castellón desde mediados del s.XIX) pueden ejercer la política de una forma camaleónica hasta llegar a hacer de la misma una especie de cargo vitalicio.

Pero, si por algo se caracteriza el padre de ésta niña consentida es por ser todo un filo-franquista, vamos... un fachón en toda regla: Megalómano hasta el punto de auto-erigirse una estatua delante de una obra tan absurda e inecesaria como el aeropuerto sin aviniones de Castelló, pero un personaje oscuro con pinta de Don Vito Corleone, con esas perpétuas gafas oscuras, esa voz gruesa, ese tono altivo y prepotente y uno de esos que van diciendo estar tocados por la Diosa fortuna (No en vano le ha¨¿tocado? 12 veces la Lotería).

En definitiva, un elemento de cuidado y todo un prototipo de impresentable de esos de tomo y lomo. Un personaje tan anacrónico que sólo podría enjendrar a otra impresentable. El refranero dice aquéllo de que "de tal palo tal astilla" pero me voy a permitir la licencia de acuñar un nuevo dicho: "De un Fabrón sólo puede salir una hija de Fabra".

Pero ¿Quién es esta "monstruíta"?

Nacida en 1974, Andrea Fabra (38 años) se licenció en derecho en 2001, once años después de que, con apenas 16, se afiliara al PP. Pronto adquirió relevancia política en el seno del partido en Castellón. De hecho, un año antes de lograr la licenciatura, ya tenía un puesto dentro de la ejecutiva provincial. Poco tiempo después, en 2008, se convirtió ya en Senadora por designación directa autonómica (no electa por los ciudadanos) en una decisión que levantó polvareda en la Comunidad Valenciana, toda vez que muchos vieron tras este ascenso la mano de su padre. Por aquel entonces ella era vocal del comité ejecutivo provincial. Ricardo Costa (imputado tiempo después dentro del caso Gürtel) declaró que la presencia de Andrea Fabra en el Senado era algo lógico. Había hecho "méritos" para ello y tenía "todos los derechos y todas las cualidades".

Poco tiempo después, los problemas que acosaban a su padre la salpicaron cuando la juez que investigaba el patrimonio de Carlos Fabra decidió incluir en el proceso a su hija ante la posibilidad de que se hubiera beneficiado de estas supuestas irregularidades. "No suele ser infrecuente que el lucro obtenido se oculte a la esfera familiar", advirtió el tribunal el 2006, según recoíó en su día el Diario Levante.

En las pasadas Elecciones Generales, Andrea Fabra fue designada ("dedocráticamente" y por instrucción directa de su padre) número dos del Partido Popular en las listas de Castellón para el Congreso de los diputados. Esta votación fue la que le dio el sillón desde el que este pasado jueves protagonizó la polémica frase.

Patrimonio al descubierto.

Andrea Fabra es también esposa de Juan José Güemes, quien, durante varios años, fue consejero de Sanidad en la Comunidad de Madrid. Con él comparte buena parte de su declaración de bienes, accesible a los ciudadanos a través de la página web del Congreso de los Diputados Entre lo más destacado, cuatro planes de pensiones: uno con la Mutualidad de Abogacía (12.040 euros), otro de Telefónica (31.789 euros), uno de La Caixa (10.531 euros) y otro más con esta entidad (1.239 euros). También llaman la atención el 50% de un préstamo hipotecario (vencimiento en 2034) con La Caixa por valor de 541.000 euros y el 20% de otro concedido por Bancaja con valor de 1.200.000 euros.

Sí... Han oído bien, en Bancaja. Con dos cojones!!! Por cierto, ayer declaraba en el TSJV su ex Directora General por cinco imputaciones. Posee una cuenta corriente compartida con su marido por valor de 3.906 euros. En cuanto a bienes inmuebles posee dos viviendas (una en Madrid, otra en Castellón). En su último ejercicio fiscal pagó 9.375,59 euros por IRPF.
¿La traicionó el subconsciente?

Las Redes Sociales (Twitter, Facebook, etc...) ardían el jueves contra Andrea Fabra y, a día de hoy, no se ha apagado ese¨"incendio". Un vídeo en el que la diputada del PP aparece aplaudiendo y gritando un "que se jodan" después de que el presidente Rajoy anunciara el recorte en la prestación por desempleo a los nuevos parados es la causa. En el vídeo se recogen los aplausos de los 'populares' tras el anuncio del presidente del Gobierno y entre ellos están los de Fabra, quien además dice el famoso "que se jodan". Aquí está la prueba:

http://www.youtube.com/watch?v=kDFgr5bQWyo&feature=player_embedded">

Fuentes del Partido Popular rehuyen cualquier explicación oficial al respecto, si bien, 'off the record' se escudan en lo inaudible del vídeo o en la versión anterior, la del ataque a miembros del PSOE. Sea como fuere, las reacciones se han multiplicado por toda la red y muchas de ellas se han dirigido directamente a la afectada.

Cientos de personas están compartiendo en las mismas redes sociales la dirección de correo electrónico público de la diputada para expresar su descontento. Tampoco me parece bien difundir datos como su dirección o el teléfono de su domicilio. Ello no es óbice para que piense que a ese número tenía que haber llamado "alguien" para decirle que había sido cesada, ya que la dimisión o la asunción de responsabilidades es algo incompatible con su propio apellido.

De momento, la aludida no se ha pronunciado al respecto por lo que no ha aclarado qué es lo que dijo y a quién iba dirigido. Las solicitudes de dimisión se multiplican como amébas o esporas, a las cuales, desde éstas líneas me sumo.