También en El Rincón del Protestón,un Blog de DEIA: http://blogs.deia.com/rincondelproteston/
Ongi Etorri - Bienvenue - Bienvenido - Welcome - Benvingut - Benvido -Benveniu - Benvenuto - Willkommen - Boa Vinda - Yookoso - Karibu - الصحة - Bine ai Venit - Bem Vindo - Välkommen - Velkommen - Irashai - Добро - пожаловать - Welkom - Välkommen - רוך הבא/ ברוכה הבאה/ ברוכים הבאים - Καλώς ήρθες - Vítejte - Dobrodošli - Fáilte, Tá fáilte romhat - स्वागत - خوش آمدی! / خوش آمدید! - Deuit mad deoc'h - Wolkom - Ласкаво просимо - ยินดีต้อนรับ - Kaj Bonvenon Ankaŭ - Fiţi bineveniţi - Witaj - Tervetuloa.

lunes, 16 de abril de 2012

Un guión de “sketch” al estilo Martes y Trece.


- Froilán: "El abuelo se va a enfadar mucho: es mi culpa, mi padre nada tiene que ver".


- Reina Sofía: "Son cosas de niños".


- Alvaro de Marichalar: "A todos se nos ha escapado un tiro alguna vez"-


A ver: o son gilipollas (si piensan lo que dicen), o nos tienen por gilipollas (si asumen que nos lo creemos), o, realmente -y nunca mejor dicho- somos gilipollas (si nos lo tragamos).


¿Y a esta pandilla de vividores además de incitadores al delito, de aleccionadores de la violencia (incluso en niños y de parásitos racionales) es a la que estamos obligados a mantener por mandato constitucional?


Froilán: tu abuelo es un fascistoide sin ética al que lo único que le enfada es que se ponga en duda la institución que lo alimenta. Y la culpa no es tuya, sino de tu padre que quiere adoctrinarte en los mismos privilegios aristocráticos que él detenta, aunque eso signifique saltarse la ley o reventar a seres vivos.


Reina Sofía: serás, según dicen, muy vegetariana, muy abolicionista y muy preocupada por las causas sociales, pero lo disimulas como nadie. Entonces o eres una cínica o tan egoísta que antepones tu estatus a tus principios. Resultado: eres como el resto de los que te rodean en Palacio.


Alvaro de Marichalar: Tú simplemente eres... Debe ser que a ti se te escapan los tiros con la misma facilidad que las sandeces. Igual si tuvieras un poco de conciencia y de cerebro no se te caerían ni unos ni otras.


¿Y de verdad hay que seguir aguantando a la Monarquía y a sus adláteres ahora y generación tras generación? Si la respuesta es sí la opción válida es la tercera: ¡somos nosotros los gilipollas!