También en El Rincón del Protestón,un Blog de DEIA: http://blogs.deia.com/rincondelproteston/
Ongi Etorri - Bienvenue - Bienvenido - Welcome - Benvingut - Benvido -Benveniu - Benvenuto - Willkommen - Boa Vinda - Yookoso - Karibu - الصحة - Bine ai Venit - Bem Vindo - Välkommen - Velkommen - Irashai - Добро - пожаловать - Welkom - Välkommen - רוך הבא/ ברוכה הבאה/ ברוכים הבאים - Καλώς ήρθες - Vítejte - Dobrodošli - Fáilte, Tá fáilte romhat - स्वागत - خوش آمدی! / خوش آمدید! - Deuit mad deoc'h - Wolkom - Ласкаво просимо - ยินดีต้อนรับ - Kaj Bonvenon Ankaŭ - Fiţi bineveniţi - Witaj - Tervetuloa.

domingo, 27 de diciembre de 2009

QUE NO NOS ENGAÑEN. YO TAMPOCO VÍ EN ETB AL HEREDERO DE FRANCO.

Mientras asisto atónito a la valoración unánime de socialistas y populares en relación con la emisión del mensaje de Juan Carlos Borbón en la Televisión Pública Vasca, no me queda otra mas que volver a constatar la manipulación de ciertos Medios. Y es que, por ejemplo y sin ir más lejos, a los Medios del Grupo Vocento les "ha dado" por hacernos a todos monárquicos.

Y, si para ello se deben decir medias verdades o se debe manipular informaciones (de esas que no se creen ni ellos), pues se hace y punto. Así, el Diario El Correo titula "El mensaje del Rey triunfa en ETB", bajo los subtítulos "La emisión duplicó la cuota media anual de espectadores del segundo canal del ente público vasco" o "Logra un 24,4% de audiencia, el mejor registro de las televisiones de España".

Lo cierto es que la presunta periodista que firma eso (Lorena Gil, que parece estar en la foto) debe vivir en una realidad bien propia o bien impuesta, pero, en todo caso, tan ficticia como esa "normalidad" con la que día a día nos "machacan el coco". Ahora bien, la verdad parece ser que sólo uno de cada 20 vascos siguió el discurso del rey de España por ETB-2 o que el 85% de los espectadores en la CAV no encendió la televisión o eligió "la mirada mágica" en ETB-1.


Estos datos objetivos los podemos comprobar en el siguiente enlace especialiazado:(http://www.formulatv.com/1,20091226,13720,1.html). En él se demuestra como sólo 270.000 vascos siguieron el discurso de Juan Carlos Borbón en la CAV y menos de la mitad, 103.000, uno de cada 20, lo hizo a través de ETB-2. El resto optó por apagar la televisión o por ver una selección de imágenes de La mirada mágica (Euskal Herria Lau Haizeetara) en ETB-1.

Por otro lado, relata el Diario de Noticias de Bizkaia, el discurso del rey de España impuesto a ETB-2 por la actual dirección del ente va perdiendo fuelle entre los espectadores del Estado español. El realizado este año fue el de menor audiencia de todos los discursos que ha hecho el monarca español y en el ranking de audiencias ha perdido 7,4 puntos respecto al pasado año.

A nivel del Estado español, también se aprecia la notable bajada en la audiencia. Así, la suma de espectadores en las 29 cadenas que emitieron el discurso fue de 7.979.000, acumulando entre todas un 72% de share mientras que en 2008 habían sido 8.593.000 personas las que estuvieron pendientes de las palabras del heredero de Franco. Por lo tanto, en la última edición ha bajado por primera vez de los 8 millones. Estos datos chocan con el aumento de canales que han retransmitido esta edición, tres más que en 2008. Hace cinco años, en 2004, también hubo un bache de audiencia con 8.235.000 seguidores.

En todo el Estado, el discurso bajó en todas las generalistas, destacando los 5,5 puntos que perdió en La Primera de TVE. En el conjunto de las autonómicas perdió 3,5 puntos respecto al año anterior. La alocución de Borbón ha sido considerada por los analistas políticos como una de los más planos de los últimos años. Dio pocos titulares y su parte más importante estuvo centrada en la referencia al partido del Gobierno, PSOE, y al PP por no ponerse de acuerdo en problemas claves como el del paro y la crisis económica.

Después de esto, procedería plantear una pequeña encuesta: ¿Qué titular se ajusta mejor a la realidad?:

1.- El mensaje del Rey triunfa en ETB.
2.- 19 de cada 20 vascos no ve el mensaje del Rey.
3.- Uno de cada 20 vascos ve el mensaje del Rey.

Yo me quedo con la opción 2 y otros Bloggers tiran también por esa línea, como este: http://ianasagasti.blogs.com/mi_blog/2009/12/el-aló-majestad-del-24.html#more

FUENTES (De Referencia): Diario de Noticias de Bizkaia (DEIA), Grupo Vocento (El Correo Digital), y, a modo de notas: formulatv.com y Blog de Iñaki Anasagasti.

4 comentarios:

V.Celso dijo...

Yo también me inclino por el segundo titular propuesto. Lo que indica que el 95% de los vascos no lo vieron.

No obstante, pienso que no es excesivamente importante determinar si se siguió por muchos o por pocos, pues el número de personas que siguieron el discurso del Rey no vincula a dichas personas con su posible simpatía hacia la institución monárquica. Hay muchas personas que lo ven no siendo monárquicas ni “juancarlistas”, para testear el estado de salud del monarca, para comprobar si presenta algún grado de oligofrenia, para determinar hacía donde se inclina y posteriormente poder comentarlo y para verlo trabajar un día al año.

Lo que no entiendo es como el “sociata” que os gobierna ha permitido que por primera vez se emita en la televisión autonómica vasca ese rancio discurso.

Un saludo Iñigo.

Iñigo Landa Larrazabal dijo...

Ya Víctor pero.... abres El Correo y ya no sabes si todavía te dura la cogorza de la Nochevieja de 2008...

V.Celso dijo...

Estoy de acuerdo contigo Iñigo. Me refiero a que los grandes medios de comunicación no deben darle importancia ni cobertura al hecho de si fue poco o muy visto, dado que como he dicho, la audiencia de ese discurso no se vincula necesariamente con la simpatía a la corona, sin embargo los medios sí pretenden hacer significar que
el grado de audiencia tiene relación con el grado de simpatía al Rey.

Tú has hecho una brillante réplica hacía estos medios de comunicación manipuladores , a la que yo no me refería.

saludos.

Viva la legítima República dijo...

Tampoco he visto a este señor que está de "rey" porque el Caudillo era un paleto y quería que la nietísima fuera reina. Vamos, como los mafiosos que se arrancan los dientes y se los ponen de oro para presumir de millones, pues así quería adornarse el Caudillo con una reina entre su descendencia. Le salió mal a Paquito Pantanos y aquí aterrizó Juan Carlos, que tiene de demócrata lo mismo que Chaves, o menos, porque si tuviera democracia en sus entretelas ya habría pedido el tal Juan Carlos que votásemos democráticamente si queríamos la monarquía que ya abandonamos libremente en el XIX. Pero ¡qué va! (quiá! como decía mi abuelo) Aquí hay que agarrarse a la silla y medrar lo que se pueda. El súmum con el que sueñan Juan Carlos y Sofía es poner a Felipe en el trono, ése es el triunfo con el que sueñan. ¿Por qué? Porque sería un monarca por sucesión dinástica, de pura cepa monárquica, mientras que ellos son los advenedizos por obra y gracia de Francisco Franco Bahamonde